El mexicano Sergio Pérez (McLaren), que arrancará décimo en el Gran Premio de Corea de Fórmula Uno, declaró que necesitan "sumar puntos mañana", domingo, y que cree que podrán hacerlo.

"Mi vuelta rápida no estuvo mal. Tuve un pequeño bloqueo en la curva 15, pero no creo que me haya costado demasiado tiempo en mi vuelta. Así, que, más o menos, lo que tenemos es todo a lo que podíamos aspirar hoy", explicó 'Checo' Pérez, nacido hace 23 años en Guadalajara (Jalisco) y que hoy superó a su compañero inglés Jenson Button, campeón del mundo en 2009 (a bordo de un Brawn), en la calificación.

"Hemos desarrollado un buen reglaje para mañana por la tarde y hemos instalado una séptima marcha que esperemos sea lo suficientemente larga para que nos permita intentar adelantamientos. Por lo tanto, espero una carrera emocionante", explicó el piloto tapatío, que el año pasado logró tres podios a bordo de un Sauber: fue segundo en Sepang (Malasia) y en Monza (Italia); y tercero en Montreal (Canadá).

"Necesitamos urgentemente sumar puntos mañana y creo que partimos de una buena posición para hacerlo", opinó 'Checo', que ocupa la duodécima posición en el Mundial, con 22 puntos, y que marcó el undécimo tiempo de la calificación (al cubrir el circuito de Yeongam, de 5.615 metros, en un tiempo de un minuto, 38 segundos y 362 milésimas).

Sin embargo, el mexicano arrancará mañana décimo, debido a la sanción de pérdida de diez plazas en parrilla del australiano Mark Webber (Red Bull), que marcó el tercer tiempo en una calificación en la que su compañero alemán Sebastian Vettel, líder destacado del Mundial, firmó la cuadragésima segunda 'pole' de su carrera.

'Checo' saldrá mañana desde la quinta fila, al lado del finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), campeón mundial en 2007 con Ferrari, equipo al que regresará el año próximo y en el que compartirá garajes con el doble campeón del mundo español Fernando Alonso (2005 y 2006, con Renault).