Jason Kidd, entrenador de los Brooklyn Nets, no podrá debutar como técnico en la NBA hasta la tercera jornada ya que ha sido sancionado POR dos partidos tras declararse culpable en un accidente en el que conducía ebrio.

La NBA anunció que Kidd se perderá los dos primeros partidos de la temporada, en Cleveland el 30 de octubre y en casa el 1 de noviembre ante el campeón, Miami Heat.

Kidd se declaró culpable de un delito menor por conducir ebrio y tras chocar contra un poste de electricidad en el este de Long Island el 15 de julio de 2012. A resultas del accidente, el en ese momento todavía jugador de los Knicks de New York tuvo que acudir a un hospital por lesiones leves.

Kidd completó los trabajos comunitarios a que fue sancionado, hablando a los estudiantes de dos colegios de Long Island sobre los peligros de conducir bebido, además de ser sancionado con 500 dólares de multa y serle retirado el permiso de conducir durante 90 días.

"Esto tenía que llegar en uno u otro momento", dijo Kidd el pasado viernes tras el entrenamiento de su equipo en la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte. "Hay que ser responsable y acepto la suspensión. Mi cuerpo técnico es muy capaz de sustituirme", añadió.

Kidd tendrá que esperar para su debut como entrenador al 3 de noviembre cuando los Nets viajen a Orlando para jugar con el equipo de Florida.

Kidd, 40 años, se retiró como jugador en el pasado mes de junio después de 19 años jugando en distintos equipos de la NBA y el 13 de ese mismo mes fue contratado para entrenar a los Nets, el equipo que llevó a dos finales de la NBA como jugador cuando la franquicia jugaba en Nueva Jersey.