El grupo español "Cantores de Híspalis" participará el próximo día 13 de octubre en el Desfile de la Hispanidad de Nueva York, en una carroza en la que interpretarán sevillanas de su último disco: "La Gran Manzana".

"Y me comí la Gran Manzana / por tener la tentación / de cantar por sevillanas / en brazos de Nueva York", dice el estribillo de la sevillana que da nombre al disco, una de cuyas estrofas aspira a la posteridad: "Manhattan me regaló / un sueño multicolor / que me supo conquistar / con sus taxis amarillos / Chinatown y Central Park".

"Llegaremos, como Cristóbal Colón, el día 12 de octubre, para el 13 salir en el desfile", dijo a Efe Pascual González, quien junto a sus tres compañeros, un par de días más tarde, presentarán en la sede del Instituto Cervantes de Nueva York una conferencia titulada "Antropología de las sevillanas".

En esa "clase" intervendrán, conferenciando y cantando, los cuatro miembros de este grupo, que en Navidad cumplirá 38 años, acompañados del cuarteto femenino de baile "Feria de Abril", única compañía que el día del desfile llevarán en la carroza, la número cinco, detrás de la representación institucional y de las de las asociaciones hispanas más antiguas, como la Casa de Galicia.

El disco "La Gran Manzana" consta de trece sevillanas y dos canciones, una de ellas una versión de un clásico del siglo XVIII, "Funiculí", que popularizó el tenor Luciano Pavarotti.

El promotor Alejandro de Frutos, alias "el Español", director de "La exclusiva magazine" y organizador de este desfile neoyorquino, que transcurre por la Quinta Avenida de Manhattan, se puso en contacto con los "Cantores de Híspalis" a través de internet, para invitarlos al desfile.

Alejandro de Frutos, que emigró muy joven a Estados Unidos, llamó antes por teléfono a su madre, a España, para preguntarle quiénes eran aquellos que cantaban lo de "A bailar, a bailar, a bailar...", y su madre le contestó que eran "Los Cantores de Híspalis".

De Frutos, que considera el flamenco como demasiado jondo para un desfile dedicado a todos los hispanos, acuñó la marca de "Flamenco Dinámico", de modo que cuando Los Cantores de Híspalis le preguntaron "¿Y eso qué es?", el promotor les contestó: "Pues lo que hacéis vosotros".

Para cerrar el providencial círculo de las casualidades, la aventura migratoria de "El Español" entronca con el tema central de "La Gran Manzana" de Cantores de Híspalis, de cierta carga social según ha explicado González: "El tema es el del éxodo; el de los españoles que emigraban en los años 60; el éxodo que ahora está repitiendo la juventud española" debido a la crisis.

"Ya estábamos un poco hartos de cantar siempre sobre farolillos y volantes...; entonces se iban a hacer las Américas, que es lo que estamos haciendo nosotros ahora, que nos vamos para hacer las Américas", añadió González ante la perspectiva de sus dos actuaciones en Nueva York, otra en Connecticut, dos más en Miami y dos en la República Dominicana.

Por eso la sevillana "La Gran Manzana" arranca trágica y desenfadada diciendo que "El hambre busca el camino / del Paraíso del pan", y por eso González urgió a sus compañeros -Calceteiro y los hermanos Mario y Carlos Ruiz- a emprender la aventura americana. Alfredo Valenzuela