El protagonismo del venezolano Miguel Cabrera sigue siendo clave dentro de las Grandes Ligas, y esta vez en juego de serie final no fue la excepción y brilló con luz propia.

El dominicano David Ortiz también tuvo una participación estelar en la jornada de la serie divisional de la Liga Americana, y el poder dominicano de la dupla Pedro Álvarez y Starlin Marte fue clave en el triunfo de los Piratas de Pittsburgh en la Nacional.

Cabrera se encargó de abrir el camino del triunfo de los Tigres de Detroit, que vencieron 3-2 a los Atléticos de Oakland en el primer juego de la serie divisional de la Americana.

Con su triunfo los Tigres toman ventaja de 1-0 en la serie que se disputa al mejor de cinco.

En el ataque Cabrera fue nuevamente protagonista y líder del equipo al cumplir la tarea psicológica de remolcar la primera carrera del juego.

El venezolano hizo un viaje a la caja de bateo en el primer episodio para enfrentar la serpentina del abridor estelar dominicano Bartolo Colón, de 40 años.

Cabrera pegó sencillo al jardín central y mandó a la registradora al jardinero Austin Jackson y al remolcar la primera carrera mandó el mensaje de que podían superar la serpentina de calidad de Colón.

El rey de la Triple Corona de la temporada pasada se fue de 4-1 con anotada coronando racimo de tres en el primer episodio.

Su compatriota el bateador designado Víctor Martínez apoyó el ataque pegando dos veces en cuatro enfrentamientos con el lanzador y anotó la carrera de la diferencia.

Otro venezolano, el segunda base Omar Infante, también hizo contacto dos veces en cuatro oportunidades con el tolete.

Mientras que en montículo el cerrador dominicano Joaquín Benoit (1) se apuntó rescate en una entrada y un tercio al retirar a tres bateadores rivales por la vía del ponche.

Benoit hizo frente a cuatro enemigos y los puso bajo control con 17 lanzamientos, de los cuales 13 fueron declarados strike.

La batería de los Atléticos la protagonizó el guardabosques cubano Yoenis Céspedes (1) al remolcar las dos carreras.

Céspedes tomó el madero en el séptimo episodio y sacó la pelota del campo al cazar los lanzamientos de Scherzer con batazo que voló 425 pies (129 metros) por el jardín izquierdo.

El cubano mandó a la registradora al bateador designado Brandon Moss para las dos únicas carreras de los Atléticos.

La derrota fue para el estelar de la novena de Oakland, Colón (0-1), en seis episodios, al recibir castigo de 10 imparables y tres carreras, y retiró a cuatro por ponche.

El dominicano Ortiz también acaparó los reflectores en el triunfo de los Medias Rojas de Boston, que vencieron 12-2 a los Rays de Tampa Bay.

La victoria fue en el primer partido de la serie división de la Liga Americana que disputan al mejor de cinco.

El bateo de los Medias Rojas fue poderoso con el veterano dominicano.

Un elevado de Ortiz al jardín derecho parecía de trámite para Wil Myers, pero éste dejó que la pelota cayese al césped.

Las consecuencias fueron nefastas, porque el doble de Ortiz abrió las puertas para un racimo de cinco carreras en la cuarta entrada.

El poder dominicano también se dejó sentir con Álvarez y Marte, que pegaron sendos jonrones y llevaron a los Piratas a un triunfo por 7-1 sobre los Cardenales de San Luis, en el segundo juego de la serie de división.

La victoria permite a los Piratas igualar 1-1 la serie que se juega al mejor de cinco en la Liga Nacional, y obligan a que se lleve a cabo por lo menos el cuarto juego.

Álvarez (2) jonroneó en el tercer episodio remolcando a un corredor en los senderos, cuando había dos en la entrada.

El dominicano hizo volar la pelota 428 pies (130 metros) por el jardín central para sumar su segundo vuelaceras consecutivo en serie final.

Marte (1) le siguió el ejemplo haciendo sonar el bate en la octava entrada contra la serpentina del relevo Shelby Miller,

El guardabosques izquierdo jonroneó entre los jardines izquierdo y central con bambinazo de 413 pies (125 metros), sin compañeros en circulación, cuando el lanzador no registraba ni un out.

Marte silenció al "Busch Stadium" de los Cardenales al sellar con su cuadrangular el triunfo de los Piratas.

Por la novena de San Luis el receptor puertorriqueño Yadier Molina (1) pegó jonrón para no permitir que los Cardenales se fueran en blanco.

Molina sorprendió a Cole con cuadrangular en el quinto episodio sin corredores en el camino superando las manoplas de los guardabosques el derecho Marlon Byrd y el central Andrew McCutchen.

En la derrota el parador en corto dominicano Hanley Ramírez sacó la pelota del campo, pero su esfuerzo fue insuficiente porque los Dodgers de Los Ángeles perdieron 3-4 contra los Bravos de Atlanta.

Ramírez (1) mandó la pelota a la calle en la octava entrada al recibir los proyectiles del relevo David Carpenter, pero los sorteó conectando cuadrangular sobre la barda del jardín izquierdo cuando llevaba a un compañero en el camino.

El dominicano jonroneó antes de que se registrara el primer out de ese episodio.

Pero la pólvora de Ramírez fue insuficiente para que los Dodgers pudieran salir del campo localizado en la calle Hank Aaron con un segundo triunfo consecutivo en la serie final.

El primera base el mexicano Adrián González, clave en el primer juego se la serie, esta vez se fue de 4-1; el guardabosques cubano Yasiel Puig y el antesalista dominicano Juan Uribe también se fueron de 4-1 para los Dodgers.