Un buque de desembarco, cargado de trigo, zarpó rumbo a Nicaragua, donde tiene previsto atracar en un puerto del Pacífico el 24 de octubre próximo, informó hoy el Gobierno de Managua.

"Alrededor del 24 de octubre estará llegando el primer embarque de trigo, correspondiente a este año 2013", dijo a través de medios oficiales la primera dama nicaragüense y portavoz gubernamental, Rosario Murillo.

El Gobierno de Rusia donó al de Nicaragua otras 100.000 toneladas de trigo por un valor superior a los 30 millones de dólares, gracias a un convenio firmado a inicios de septiembre entre las dos naciones.

Murillo dijo que "el barco zarpó con la primera parte de la carga" y estará en Nicaragua "en la última semana de octubre", aunque no precisó de cuántas toneladas es el embarque.

La ayuda, superior a los 30 millones de dólares, incluye el transporte vía marítima de las 100.000 toneladas de trigo hasta puerto Corinto, principal del Pacífico de Nicaragua, de acuerdo a la información oficial.

Las operaciones de traslado del total de las 100.000 toneladas de ese cereal de Rusia a Nicaragua debe darse a más tardar el 31 de diciembre de 2013, según el convenio.

En julio de 2011, ambos países suscribieron en Moscú un convenio mediante el cual Rusia donó a Nicaragua 100.000 toneladas de trigo, por un valor de 35,2 millones de dólares, que llegaron a este país centroamericano en cuatro embarques.

Ese donativo benefició a 40.000 trabajadores de la industria del pan y a un total de 3.850 panaderías entre grandes, medianas y pequeñas en Nicaragua, de acuerdo con datos del Ejecutivo sandinista.

Desde que Daniel Ortega volvió a la Presidencia en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones y mantienen conversaciones en los campos de la energía, salud, transporte, construcción, turismo, educación, cultura, reactivación de las relaciones comerciales, de inversiones y apoyo al sector industrial.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños Estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur. ACAN-EFE