Steven Spielberg y George Clooney se conocen desde hace mucho en el negocio del entretenimiento. De hecho, fue Spielberg quien dio a Clooney su gran oportunidad en el programa de televisión "ER", según recuerda el actor.

Pero las dos estrellas de Hollywood se reunieron el jueves por la tarde por una razón distinta: Spielberg rendía homenaje a Clooney por su labor humanitaria en todo el mundo, especialmente en la región del Darfur en Sudán.

En un elegante evento de recaudación de fondos en la majestuosa "Sala Ballena" del Museo de Historia Natural de Nueva York, el director y su Fundación Shoah de USC entregaron a Clooney su Premio al Embajador de la Humanidad. Clooney también fue elogiado por su coprotagonista en la nueva película "Gravity", Sandra Bullock, y Jon Stewart de "The Daily Show".

"George es el mejor tipo de humanitario", dijo Spielberg. "El humanitario humilde". El cineasta calificó a Clooney "un ejemplo sin igual de acción sobre la apatía".

"Nuestro trabajo es complicarle a los malhechores lo que estén haciendo, y que la buena gente los ignore", dijo Clooney al público donante.

El actor elogió además a Spielberg por la labor de su fundación en crear y preservar testimonios en video de las víctimas del Holocausto para que las generaciones futuras aprendan de ello.

"Tenemos que mantener un registro de lo que el poderoso es capaz de hacer al indefenso", dijo Clooney.

El evento marcó el 20mo aniversario de la cinta de Spielberg sobre el Holocausto, "Schindler's List", película por la que obtuvo un premio Oscar al mejor director y, según Spielberg, le dio la idea de iniciar una fundación que mantendría un registro de entrevistas con los sobrevivientes al Holocausto. Hasta la fecha, la fundación iniciada en 1994 y con sede en la Universidad del Sur de California desde 2006, ha recabado cerca de 52.000 testimonios de testigos en video, considerada la mayor colección digital de su tipo en todo el mundo.