El nuevo entrenador de los Nets de Brooklyn, Jason Kidd, tendrá que esperar para hacer su debut oficial con el equipo, ya que la NBA le sancionó con dos partidos de suspensión tras declararse culpable de conducir bajo los efectos del alcohol.

La NBA dio a conocer hoy de manera oficial la suspensión, que entrará en vigor a partir del inicio de la nueva temporada.

Kidd, que la pasada campaña jugó en los Knicks de Nueva York, fue detenido por la policía a las afueras de la ciudad tras chocar su vehículo contra un árbol mientras regresaba a su casa y fue acusado de conducir borracho.

La suspensión de la NBA no ha sorprendido, porque es lo que está establecido para los jugadores o entrenadores que se declaren culpables de conducir bajo los efectos del alcohol.

Kidd, de 40 años, se retiró como jugador al concluir la pasada temporada y los Nets decidieron elegirlo como su nuevo entrenador para que ocupase el puesto de P.J.Carlesimo.

El técnico de los Nets no podrá hacer su debut oficial hasta el 3 de noviembre, cuando su equipo se enfrente a los Magic de Orlando.

Kidd se perderá el primer partido de la temporada oficiaz de los Nets, el 30 de octubre, en Cleveland, y el inaugural en Brooklyn, el 1 de noviembre, ante los Heat de Miami, actuales campeones de liga.