El concierto MTV World Stage en Los Angeles de 2010 fue la última actuación de Fall Out Boy antes de separarse de los reflectores por casi tres años.

El jueves la banda estadounidense se reencontró con el público en México, precisamente para otro concierto del canal de televisión. El grupo liderado por el bajista Pete Wentz encabezó el MTV World Stage 2013, realizado por segunda vez en la Arena Monterrey de esta norteña ciudad, donde compartieron escenario con la banda canadiense Simple Plan y la mexicana Zoé.

Wentz, acompañado del cantante Patrick Stump, el bajista Joe Trohman y el baterista Andrew Hurley, logró una noche inolvidable para los 10.000 asistentes al concierto, de acuerdo con cifras de MTV Latinoamérica.

Con un espectáculo que incluyó pantallas Led y luces de bengala, Fall Out Boy reiteró que es una de las agrupaciones de happy-punk y rock-emo más importantes de su generación. El repertorio resumió casi una década de vida del cuarteto originario de Chicago y no tardaron en sonar los primeros acordes de "The Phoenix", el primer sencillo de su álbum "Save Rock and Roll", de 2013.

"¡Hola Monterrey!", grito emocionado Wentz, que apenas apareció en el escenario fue acogido por miles de jóvenes que desde las primeras horas del jueves formaron largas filas afuera de la arena con la ilusión de ver en vivo a su banda favorita. En el concierto interpretaron "I Slept With Someone In" a la que siguieron "A Little Less Sixteen Candles, a Little More 'Touch Me''', "This Ain't a Scene, It's an Arms Race", "Alone Together" y una rockera versión del clásico de Michael Jackson, "Beat it".