La combinación del pitcheo hermético del abridor zurdo Clayton Kershaw y el bateo oportuno y productivo del primera base mexicano Adrián González fue la combinación perfecta que permitió a los Dodgers de Los Ángeles vencer por 6-1 a los Bravos de Atlanta en el primer partido de la serie divisional de la Liga Nacional.

Los Dodgers la inician con la ventaja de 1-0 al mejor de cinco a pesar que el primer partido lo jugaron fuera de su campo.

Kershaw (1-0) abanicó a 12 bateadores rivales en los siete episodios que estuvo en el montículo sin que los bateadores de los Bravos pudiesen hacerle daño.

El abridor zurdo espació sólo tres imparables con una carrera limpia, dio tres bases por bolas después de realizar 124 lanzamientos y 76 fueron a la zona del "strike".

Los relevistas Brian Wilson y Kenley Jansen se encargaron de sacar los restantes seis "outs" al lanzar una entrada cada uno sin permitir anotación.

Mientras que González se encargó de pegar jonrón de dos carreras en la parte alta del tercer episodio para poner el marcador parcial de 4-0 que sería decisivo.

González se fue de 5-2 con anotación y dos impulsadas, mientras que el jardinero novato cubano Yasiel Puig tuvo de 5-2 con anotación.

Pero también los dominicanos, el tercera base Juan Uribe, que pegó imparable en tres turnos a bate y piso una vez la registradora, junto con el campocorto Hanley Ramírez que tuvo de 5-1 e impulsada ayudaron a la ofensiva ganadora de los Dodgers.

Los Dodgers tomaron una pronta ventaja de 5-0 para el cuarto episodio contra el abridor Kris Medlen, combinando bateo oportuno y errática defensiva de los Bravos, a quienes no obstante no se les marcaron errores.

Kershaw limitó a Atlanta a un sencillo productor del tercera base Chris Johnson con dos "outs" en el cuarto episodio.

El abridor estelar de los Dodgers igualó su mayor total de la campaña en ponches, mientras que Medlen permitió nueve imparables y y cinco carreras en más de cuatro entradas.

Medlen (0-1) se mantuvo sólo cuatro episodios en el montículo dio una base por bolas y sacó cuatro ponches después de realizar 74 lanzamientos y 47 fueron colocados en la zona del "strike".

El segundo partido de la serie a cinco es el viernes por la noche también en el Turner Field, de Atlanta (Georgia), con Mike Minor (13-9) como abridor de los Bravos y Zack Greinke (15-4), que trabajara para los Dodgers.

Los millonarios Dodgers no han ganado el Clásico de Octubre desde 1988, el periodo de tiempo más largo desde que la franquicia se mudó de Brooklyn (Nueva York) al sur de California en 1958.

En un detalle interesante, Kershaw nació apenas unos pocos meses antes de ese título más reciente. Si el zurdo sigue lanzando como lo hizo contra los Bravos, los Dodgers podrían tener una oportunidad de ganarlo todo de nuevo.

"Él es el mejor pitcher en las Grandes Ligas", declaró González, el pelotero clave del ataque de los Dodgers que dio a Kershaw toda la ayuda que necesitó. "Lo demostró esta noche".

El trabajo de González tuvo doble valor ya que compensó en la ofensiva de los Dodgers las ausencias de los hombres importantes en la novena angelina del "Viejo Circuito" como son los jardineros Matt Kemp y Andre Ethier.

Kemp está fuera de la fase final con una lesión y Ethier no pudo jugar al tener problemas en la pierna izquierda.

Mientras que los Bravos son quizá más conocidos por ganar sólo un título de Serie Mundial durante una histórica racha de 14 títulos divisionales consecutivos.

Ahora, su gran objetivo será remontar el haber comenzado la serie con derrota y tratar de salir de un bache de siete series de postemporada perdidas en fila desde 2001.