La serpentina dominante del abridor Mike Minor, que trabajó poco más de seis episodios, fue clave en el triunfo de los Bravos de Atlanta por 4-3 sobre los Doddgers de Los Ángeles en el segundo juego de la serie divisional.

Los Bravos les dieron a los 48,966 asistentes a su campo el "Turner Field" el gusto de haber empatado 1-1 la serie divisional de la Liga Nacional.

Con su victoria la novena de Atlanta obliga a un cuarto partido en la serie que se juega al emjor de cinco contra los Dodgers.

Minor (1-0) controló con 97 envíos, 66 lanzados a la zona escondida del strike, a los 26 enemigos que enfrentó, permitió ocho imparables y una carrera, dio una base y retiró a cinco por la vía de ponche para acreditarse el triunfo.

Mientras que el cerrador Craig Kimbrel (1-1) lanzó una entrada y un tercio, permitió dos bases y ponchó a dos para apuntarse el rescate.

En el séptimo episodio el guardabosques Jason Heyward pegó sencillo al jardín central para remolcar al corredor emergente B.J. Upton y al tercera base Chris Johnson a la registradora con las carreras del empate y el triunfo, respectivamente.

La batería de los Dodgers contó con el poder del parador en corto dominicano Hanley Ramírez (1), que mandó la pelota a la calle en la octava entrada.

Ramírez recibió los proyectiles del relevo David Carpenter, pero los sorteó conectando cuadrangular sobre la barda del jardín izquierdo cuando llevaba a un compañero en el camino.

El dominicano jonroneó antes de que se registrara el primer out de ese episodio.

Pero la pólvora de Ramírez fue insuficiente para que los Dodgers pudieran salir del campo localizado en la calle Hank Aaron con un segundo triunfo consecutivo en la serie final.

El primera base el mexicano Adrián González, clave en el primer juego se la serie, esta vez se fue de 4-1; el guardabosques cubano Yasiel Puig y el antesalista dominicano Juan Uribe también se fueron de 4-1 para los Dodgers.

La derrota se la llevó el abridor Zack Greinke (0-1) en seis episodios, aceptó cuatro imparables, dos carreras y ponchó a tres.

La presencia de cinco relevos por los Dodgers, incluido el venezolano Ronald Belisario, fue insuficiente para apagar la pólvora enemiga. Belisario no sacó ni un out y regaló un pasaporte.

El tercer juego de la serie se traslada al campo de los Dodgers, en donde el domingo los Bravos subirán a la lomita al colombiano Julio Teherán, y los Dodgers al surcoreano Hyun-Jin Ryu.