Los partidos de los expresidentes peruanos Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y Alejandro Toledo (2001-2006) no asistirán hoy al diálogo que mantiene el Gobierno con las fuerzas opositoras tras los comentarios que hizo ayer el mandatario Ollanta Humala sobre sus situaciones judiciales.

Para el secretario general del Partido Aprista Peruano (PAP), Jorge del Castillo, las declaraciones de Humala sobre el caso de García, quien presentó una acción de amparo que anuló una investigación del Congreso en su contra por supuestos delitos de corrupción, interfieren con la Justicia.

"Sus declaraciones atentan contra el debido proceso. Consideramos que ya no es pertinente participar del diálogo nacional, pese a que habíamos confirmado nuestra asistencia con un grupo técnico", afirmó hoy Del Castillo en la emisora Radio Programas del Perú (RPP).

El dirigente del PAP resaltó que "el presidente sale a criticar un fallo y defiende a la comisión investigadora", por lo que está "ejerciendo una presión inadmisible".

Tras ser consultado por el caso de García en una entrevista ayer con RPP, Humala dijo: "Políticamente, uno debe enfrentar las cosas de manera transparente, más aún si uno no tiene nada que ocultar".

"Cuando veo que se pide un amparo en el Poder Judicial para desprestigiar a una comisión, tal vez eso pueda tener una atención del Poder Judicial, pero políticamente no se ve así", manifestó.

Por su parte, el secretario general de Perú Posible, Luis Thais, expresó hoy en su cuenta de Twitter que su partido no asistirá al diálogo "debido a las ofensivas declaraciones del presidente Humala" contra Toledo.

El mandatario negó que Toledo sea su "aliado político" y dijo que su investigación por presunta comisión de enriquecimiento ilícito le preocupa en tanto afecta la imagen del país.

"Al primero que le tiene que preocupar (la situación) es a él (Toledo). Nos preocupa en la medida que pueda afectar la imagen del Perú, pero nosotros no somos ángel de la guarda. No hemos hecho ningún pacto y menos hay temas de que con nosotros tienen impunidad. Nadie tiene corona", indicó Humala.

"Me preocupa que los expresidentes estén o presos o investigados por diversas razones. No es una buena imagen para el Perú esta situación", añadió.

A finales de agosto pasado, el Gobierno peruano inició una serie de diálogos con los partidos de oposición para "revertir el bajón económico" que atraviesa el país y generar una agenda de largo plazo para alcanzar un modelo de desarrollo sostenible.

El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, tiene previsto recibir hoy a equipos técnicos de diversos partidos de oposición para recoger sus propuestas en temas como la crisis económica internacional, política económica, seguridad ciudadana y agenda social.