El jurado llegó a un veredicto en el caso contra la promotora de la última serie de conciertos de Michael Jackson, que afirma que la empresa fue negligente al contratar al médico que le administró una sobredosis mortal de sedante.

El panel de seis hombres y seis mujeres reportó que llegó a un veredicto el miércoles, más de cinco meses después de que comenzara el juicio que llevó a una revisión sin precedentes a la vida privada del cantante.

La madre de Jackson demandó a la promotora de conciertos AEG Live LLC por contratar al médico Conrad Murray, quien fue sentenciado por homicidio involuntario tras administrarle a Jackson la sobredosis del anestésico propofol que lo mató en 2009.

Katherine Jackson afirmaba que AEG Live debería haber hecho una revisión detallada de los antecedentes de Murray.

La empresa negó contratara Murray y dijo que el cantante fue quien lo eligió para que fuera su médico en su serie de conciertos.