Mauro Icardi, atacante del Inter de Italia, fue convocado en lugar del lesionado Lionel Messi en la selección de Argentina que, con el pasaporte sellado para el Mundial de Brasil 2014, jugará ante Perú y Uruguay en el cierre de las eliminatorias sudamericanas.

Más allá de su juego, Icardi, de 20 años, tiene varios puntos en común con Messi: son rosarinos; pasaron por La Masía, propiedad del Barcelona y referencia mundial para la formación de futbolistas, y ninguno de ellos actuó en un equipo argentino de primera división.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dijo la noche del lunes que Icardi fue llamado debido a que Messi no podrá jugar por al menos dos semanas debido a una lesión en el muslo derecho sufrida jugando para Barcelona el sábado en la victoria 2-0 contra Almería.

Argentina recibirá a Perú el 11 de octubre y visitará a Uruguay cuatro días después.

Icardi, que del Barsa se fue al Sampdoria italiano y luego al Inter, donde marcó dos goles en tres partidos esta temporada, jugó en selecciones juveniles argentinas pero nunca lo hizo en la mayor.

Por lo tanto, también estaba en la mira del técnico de Italia Cesare Prandelli, según reportes en medios italianos y argentinos.

"Soy argentino y quiero jugar con Messi", dijo Icardi en una reciente entrevista con el deportivo Olé.

Para sellar su compromiso con Argentina en forma definitiva, Icardi debe jugar al menos un minuto ante Perú o Uruguay por tratarse de compromisos oficiales. Si no lo hace, está en condiciones de jugar para Italia, si es que Prandelli lo cita.

Con Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero, Ezequiel Lavezzi y Rodrigo Palacio, entre otros, muy difícilmente Icardi tenga un lugar como titular en el ataque de Argentina.

Icardi es un delantero de área y aunque tiene buen manejo balón de está lejos de la habilidad de Messi.