Los detenidos durante la investigación sobre las presuntas actividades delictivas del partido neonazi griego Amanecer Dorado comenzaron a comparecer hoy ante el juez.

Cuatro diputados -entre ellos el portavoz del partido, Ilyas Kasidiaris- pasaron a disposición judicial durante la tarde de hoy y a las 17.30 (14.30 GMT) continuaban declarando.

El líder del partido neonazi, Nikos Mijaloliakos, comparecerá mañana, mientras que Jristos Papás, sustituto de Mijaloliakos, que se entregó a la Policía el domingo, comparecerá el jueves.

Todos están acusados de pertenecer y dirigir una banda criminal que, desde 1987, cometió centenares de agresiones contra inmigrantes y militantes de izquierda, con resultado de una decena de muertos y centenares de heridos.

El parlamentario Yannis Lagós -que comparece hoy ante el juez- está además investigado por extorsión y proxenetismo.

Mientras los cuatro diputados llegaban al Tribunal de Primera Instancia de Atenas -al que fueron introducidos por una puerta trasera-, uno de ellos, Ilias Panayótaros, declaró: "Estamos tan limpios como el cristal".

A pesar de las medidas draconianas tomadas por la Policía, alrededor de 30 simpatizantes del Amanecer Dorado habían conseguido entrar en el recinto del Tribunal y cuando llegaron los cuatro diputados los vitorearon y gritaron consignas como: "Estamos orgullosos de ser nacionalistas".

A las afueras del Tribunal, alrededor de 200 militantes del Amanecer Dorado gritaban consignas contra los periodistas y a favor del partido neonazi.

"Ningún nacionalista encarcelado" y "Periodistas, soplones hijos de puta", fueron las consignas que gritaban con más frecuencia.

"Cuando nos manifestábamos delante del Parlamento y exigíamos colgar a todos los diputados no esperábamos que fuera esto lo que ocurriese", dijo a Efe un militante que quiso mantener su anonimato.

Por la mañana, comparecieron ante el juez tres presuntos miembros del partido, que negaron su pertenencia a Amanecer Dorado.

Para dos de los ellos el juez decretó libertad condicional y al tercero se le volvió a citar para el próximo jueves.

"La acusación carecía de pruebas suficientes para ponerlo en detención preventiva", explicó Athiná Jarvalaku Jlika, abogada de uno de los acusados.

Entre tanto, otro Policía, antiguo escolta de un diputado del Amanecer Dorado, fue suspendido y está siendo investigado por posesión ilegal de municiones, con lo que el número de oficiales de las fuerzas de seguridad que han sido relevados o han dimitido desde que se inició la investigación supera ya los 25.