En medio de intensas medidas de seguridad, cuatro legisladores del Partido Amanecer Dorado, de inspiración nazi, comparecieron el martes ante un tribunal en una audiencia preliminar por los delitos de participar en una organización criminal.

Ilias Kassidiaris, que también es el portavoz del partido; Ilias Panagiotaros, Yiannis Lagos y Nikos Mihos, fueron escoltados por agentes especiales antiterroristas hasta la corte en medio de los aplausos de unas decenas de simpatizantes que se habían congregado en la calle. Otros tres correligionarios de menor rango comparecieron ante un magistrado por la mañana.

El liderazgo del partido, entre ellos su principal figura, están entre los 22 arrestados en una ofensiva contra la organización, de orientación nazi, provocada por la muerte a puñaladas de un cantante griego de rap. Se han emitido órdenes de arresto para otras 10 personas.

Amanecer Dorado fue inicialmente un grupo político radical y llegó a convertirse en el tercer partido político más popular del país en años recientes, aprovechando una ola de indignación entre la población por la profunda crisis financiera que comenzó en el 2009. Ganó casi 7% del voto y obtuvo 18 escaños en el parlamento de 300 miembros en las elecciones del año pasado.

Los miembros del partido e incluso sus legisladores han sido acusados con frecuencia en el pasado de ser autores de numerosos ataques violentos, mayormente contra inmigrantes de piel obscura.

Amanecer Dorado ha negado furiosamente cualquier participación en la violencia. Asimismo rechaza la calificación de neonazis, pese de que interpreta el himno nazi en sus eventos partidarios y usa con frecuencia lemas nazis, traducidos al griego.

La policía registró las viviendas de dirigente partidarios de alto rango, donde encontró armas de fuego ilegales, afiches de Adolfo Hitler, y varios recuerdos de los nazis.

Fotos difundidas el lunes por la policía mostraban cómo el portavoz parlamentario del partido, Christos Pappas había convertido su casa de campo en un santuario nazi y fascista, que incluía carteles de la Waffen SS y un casco, asimismo el cartel de una calle Adolf Hitler, un juguete con una bandera nazi, numerosas cruces gamadas y botellas de vino con fotos del líder fascista Benito Mussolini.

El líder del partido, Nikos Michaloliakos, comparecerá el miércoles en un tribunal para que dé declaraciones, mientras que Pappas fue citado para el jueves.