Unos de los convoyes del metro tren de la ciudad chilena de Valparaíso, con una capacidad total de 800 pasajeros, opera desde hoy con cobre antimicrobiano en todos sus pasamanos y manillas con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas "especialmente en el área de la salud".

El ministro de Minería, Hernán de Solminihac, y el de Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz, que inspeccionaron este martes la intervención, coincidieron en señalar que "gracias a las propiedades antimicrobianas del cobre, las familias chilenas tienen la oportunidad de experimentar directamente los beneficios que se desprenden del metal".

"Estamos convencidos que aplicar cobre en las superficies de mayor contacto entre las personas, significará un gran cambio en los estándares del transporte público", subrayó Solminihac quién agregó que la intervención de 56 manillas y pasamanos de diferentes diseños, demandó más de 150 metros lineales de cobre.

En tanto, Thomas Keller, presidente ejecutivo de la estatal Corporación del Cobre (Codelco), la mayor productora del metal rojo en el mundo, destacó que la empresa es pionera a nivel mundial en el desarrollo de proyectos con cobre antimicrobiano para mejorar la calidad de vida de las personas, "especialmente en las áreas de salud, salmonicultura, textiles y hoy en transporte público".

Indicó que la iniciativa corresponde a una alianza entre Codelco y la empresa francesa Alstom, y tiene por objetivo beneficiar la salud de los pasajeros de esta red, al traspasar los beneficios antimicrobianos del cobre con superficies sanitizadas.

Diversos estudios científicos han demostrando que el cobre crea una zona natural de protección que elimina el 99,9 % de las bacterias, virus y hongos.

El cobre es el único metal certificado como antimicrobiano y seguro para el medio ambiente por la Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unidos. Son propiedades que han sido demostradas, comprobadas y reconocidas ampliamente.

El presidente del directorio del Metro Valparaíso, José Luis Domínguez, dijo a los periodistas: "decidimos implementar este tren antimicrobiano, que permitirá hacer un aporte concreto en la salud de las miles de personas que diariamente ocupan el metro de ciudad (situada a unos 120 kilómetros al oeste de Santiago)", agregó.

La iniciativa del cobre antimicrobiano en los espacios públicos es de carácter mundial y en Chile, a través de Codelco, es pionero y máximo exponente con experiencias desarrolladas en el Hospital de Urgencia de Asistencia Pública, en el Hospital Roberto del Rio y en el Hospital del Cobre en Calama;, en la estación Santiago Bueras del Metro Santiago (pasamanos) y ahora el tren de Metro Valparaíso.

Se estima que el consumo de cobre de estas nuevas aplicaciones, que incluye salud pública y privada, transporte, manejo de alimentos, educación, jaulas para acuicultura y espacios públicos, podría añadir unas 500 mil toneladas a la demanda mundial de cobre refinado anuales.