El abridor David Price lanzó juego completo y guió a los Rays de Tampa Bay al triunfo por 5-2 ante los Vigilantes de Texas en el partido de desempate por el segundo boleto de comodín de la Liga Americana.

Esta vez la ventaja de campo no fue factor para los Vigilantes que vieron como los Rays llegaron a su campo del Rangers Ballpark, de Arlington (Texas), y los superaron con el pitcheo dominante de Price y el bateo oportuno y productivo que aportó el tercera base Evan Longoria, que pegó cuadrangular de dos carreras.

La victoria permitió a los Rays llegar de nuevo a la fase final como segundo boleto de comodín de la Americana y el miércoles decidirán su continuidad a la serie divisional cuando se enfrenten también de visitantes a los Indios de Cleveland, que ganaron el primer boleto.

Los Rays vuelven a la fase final por segunda vez en las últimas tres temporadas y la cuarta vez en seis años después de haber disputado el último partido extra de la competición regular, el 163 para ambos equipos.

Price (10-8), el vigente Cy Young de la Liga Americana, que tenía efectividad de 10.26 en sus cuatro aperturas previas en el Ballpark de Arlington, mostró su mejor control y clase que le dejó con el cuarto juego completo de la temporada.

El abridor zurdo de los Rays dio una base por bolas sacó a dos rivales fuera de las almohadillas y retiró a cuatro por la vía del ponche.

"Cuando puedes sacar 'outs' sin hacer pitcheos, pues siempre es algo muy positivo para el equipo y especialmente para el lanzador", declaró Price. "Si no saco esos dos 'outs', pues tengo que trabajar con los bateadores. Eso al menos 10 lanzamientos más".

Price, que logro 10 victorias por quinta temporada consecutiva, se perdió más de seis semanas por un esguince en el tríceps, pero tiene marca de 9-4 en sus 13 aperturas desde que reapareció el 2 de julio tras su primera baja en la lista de lesionados.

El buen trabajo de Price impidió que la reaparición del toletero estelar dominicano Nelson Cruz, tras cumplir una suspensión de 50 juegos por su vinculación en la trama de dopaje de la clínica Biogenesis, de Miami, tu viese un efecto positivo para los Vigilantes, que buscaban llegar por cuarta vez consecutiva a la fase final.

Cruz, que tuvo de 4-0, fue el último "out" del partido al dar una rola por tierra a la zona del campocorto, salió como sexto en el orden de bateo de los Vigilantes.

El toletero dominicano conectó 27 jonrones y remolcó 76 carreras en 108 juegos antes de ser suspendido.

Los Vigilantes habían ganado siete partidos consecutivos para mantenerse con vida y forzar el desempate por el segundo comodín, primera vez que se daba desde el 2007, pero al final se quedaron en el camino.

Los Rays atacaron temprano al anotar una carrera en la primera entrada ante el abridor zurdo venezolano Martín Pérez (10-6), que fue el que cargo con la derrota.

El jardinero central Desmond Jennings abrió la tercera con un boleto, Longoria la desapareció con dos "outs" ante Pérez, un batazo que mandó la pelota al área del bullpen de los Vigilantes en el jardín derecho-central.

El jonrón de Longoria, trigésimo segundo de la temporada, hizo mucho daño al juego y a la moral de los Vigilantes que intentaron la remontada, pero siempre fueron por detrás.

Pérez cubrió cinco entradas y un tercio, permitiendo cuatro imparables y tres carreras, dio dos bases por bolas y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche.

Longoria bateó tres imparables, prolongado su brillante desempeño cuando se trata del último día de la campaña regular. Batea para .579 (11 hits en 19 turnos) en esos finales con siete jonrones y 10 carreras producidas.

"Estoy decepcionado, no supimos hacerlo", admitió Ron Washington, piloto de los Vigilantes. "No tengo excusas".

Cruz, que conectó 27 jonrones y remolcó 76 carreras en 108 juegos antes de ser suspendido, se fue de 4-0 con un ponche como bateador designado y sexto en el orden ofensivo.

Ahora, los Rays afronta la visita a Cleveland y el ganador se enfrentará a los Medias Rojas de boston en la serie de primera ronda.

El equipo de Tampa Bay ganó cuatro de seis partidos ante los Indios durante la campaña regular.