El keniano Wilson Kipsang cumplió con su promesa el domingo cuando ganó el Maratón de Berlín con récord mundial.

Después de asegurar que estaba en condiciones de superar la marca de su compatriota Patrick Makau en el 2011, de 2 horas, 3 minutos y 38 segundos establecida en Berlín, el atleta de 31 años estableció récord mundial con 2:03:23.

"Observando mi progreso en el maratón y mi carrera hasta ahora, creo que tengo el potencial de correr más rápido", afirmó Kipsang, quien en el 2011 apenas estuvo a cuatro segundos de la marca de Makau.

Fue el octavo récord del mundo en Berlín en 15 años, afianzando su reputación como el maratón más veloz.

Kipsang ganó 40.000 euros (54.000 dólares) por el primer premio y otros 50.000 euros (68.000 dólares) por el récord mundial.

Eliud Kipchoge de Kenia fue segundo con 2:04:05, mejorando su marca personal en un minuto y medio apenas en su segundo maratón. Tercero fue otro atleta de Kenia, Geoffrey Kipsang — sin relación con Wilson — con 2:06:26.

"Me sentí fuerte, aunque corria mucho más rápido que en mi debut en la primavera", afirmó Kipchoge. "Ahora he corrido en 2.04, por lo que pienso que algún día podría entrenarme para el récord mundial".

Los tres imprimieron un ritmo enérgico detrás de las "liebres" kenianas Philemon Rono, Philemon Yator y Edwin Kiptoo, compañero de entrenamiento de Wilson Kipsang. Alcanzaron los 5 kilómetros en 14:33, los 10 km en 29:16 y la mitad de la carrera en 61:32, más rápido que el ritmo de Makau hace dos años. Kipsang esperó hasta los 35 km para atacar.

"Es un sueño hecho realidad", afirmó Kipsang. "Hace diez años vi cuando (el keniano) Paul Tergat estableció récord mundial en Berlín (con 2.04:55), y ahora yo he cumplido el sueño. Como me sentí fuerte ataqué a los 35 kilómetros porque el ritmo había aflojado un poquito".

Makau no pudo correr debido a una inflamación en la rodilla izquierda, mientras el campeón Geoffrey Mutai, también de Kenia, se concentra para el maratón de la Ciudad de Nueva York en noviembre.

Entre las mujeres ganó la favorita Florence Kiplagat, de Kenia, con 2:21:13, un minuto y medio más lento que su mejor marca personal, seguida de su compatriota Sharon Cherop con 2:22:28.

"Me sentí fuerte en la primera mitad de la carrera, pero después empecé a sentir problemas en el pie derecho; tenía una ampolla que me obligó a dosificar el ritmo", dijo Kiplagat, que había ganado aquí en el 2001.

Tercera fue la alemana Irina Mikitenko, que estableció un nuevo récord mundial para corredoras de más de 40 años de edad con 2:24:54, casi un minuto menos que la marca anterior de Ludmilla Petrova en Nueva York en 2008.

"Ya tengo 41 años pero eso no significa nada", afirmó Mikitenko. "Me siento como si tuviera 20 años, con otros 20 de experiencia".

La partida para la carrera la dio el cuatro veces ganador Haile Gebrselassie de Etiopía, quien superó el récord mundial dos veces en Berlín. Todos los ocho corredores que establecieron marcas mundiales en Berlín estuvieron presentes para la largada de 41.120 corredores de 119 nacionalidades.