El español Alex Rins (Estrella Galicia 0'0 KTM), vencedor de la carrera de Moto3 en Motorland Aragón, reconoció que, aunque no salió todo como él quería, logró su objetivo.

"Finalmente no ha salido todo como yo quería, me ha costado mucho porque Maverick ha estado muy fuerte durante toda la carrera pero al final he podido ganar".

"Sabía que si Maverick (Viñales) hacía primero la última vuelta se me escaparía la victoria, pero bueno, he intentado tirar al máximo y he podido conseguir el triunfo", recalcó Rins, ahora segundo en la clasificación provisional del Mundial.

"La verdad es que el campeonato se ha acercado todo bastante, ahora estamos a nueve puntos, pero pensamos en la siguiente carrera, que es complicada, Malasia, donde nos vamos a encontrar con un circuito muy largo y rectas también muy largas y hay que intentar seguir con el mismo ritmo que llevamos", reconoció Rins.

En cuanto al problema de su rival en la última vuelta -no le engranó bien la tercera marcha de su moto-, Alex Rins dijo que se lo había comentado su equipo. "Son cosas que pasan, incluso a mí me han saltado muchas veces las marchas, pero es una cosa que tenemos que intentar solucionar con mi equipo y con KTM", destacó.

"Esta es una victoria especial, estoy muy orgulloso de mi gente y por eso quiero dedicar estar carrera a todos ellos, a la gente que me ha apoyado y a mi equipo", aseguró Rins, quien explicó que la carrera fue "parecida a Misano". "Con un poco de suerte por conseguir esta victoria, porque la verdad es que no me la esperaba", añadió.

En cuanto al líder del mundial, Luis Salom, Alex Rins dijo que está "sorprendido" por el hecho de que no esté delante. "Se me hace un poco raro no luchar los tres pilotos en las últimas vueltas de carrera, no sé qué le está pasando, seguramente hay circuitos en los que lo hará bastante bien", subrayó.