Charlotte (NC), 28 sep (EFEUSA).- El impulso que experimenta el movimiento de las escuelas charter en Carolina del Norte no es ajeno al interés de algunos hispanos de la región, quienes ven en estos centros una nueva opción educativa.

La Escuela Secundaria Entrepreneur (EHS) de Charlotte abrirá sus puertas en agosto de 2014, y por ello Alex Navarro, de 14 años, junto a su madre Nelly Navarro, asistieron hoy a la sesión informativa del centro para conocer más sobre su propuesta de perfil vocacional.

EHS es la primera escuela secundaria charter de tipo vocacional en esta ciudad que ofrecerá a sus estudiantes un diploma de carrera técnica.

Alex Navarro afirmó a Efe que prefiere más "la práctica que la teoría", y le llama la atención que una vez concluida la secundaria en esta escuela, recibirá un certificado nacional de un oficio específico, que lo preparará para entrar al campo laboral con habilidades intermedias.

La institución educativa, que en enero de este año recibió la autorización de funcionamiento por parte del Departamento de Instrucción Pública de Carolina del Norte, ofrecerá al principio las especialidades de automotriz, carpintería, electricidad, albañilería, fontanería y soldadura.

La currícula incluirá también tecnología avanzada de manufactura, soldadura industrial, robótica, impresión 3D (tercera dimensión) y diseño técnico de computación.

"Los estudiantes saldrán de aquí con un oficio y lo suficientemente capacitados para continuar sus estudios superiores", afirmó a Efe el director del colegio, el doctor Hans Plotseneder.

"Vamos a enseñar menos cálculo o Shakespeare, pero cosas más prácticas", añadió el director.

Según Plotseneder, cada estudiante seguirá un plan de formación individualizado, que tomará en cuenta sus metas personales a ser desarrolladas durante sus años de estudio.

"No todos pueden ser abogados o médicos. Necesitamos plomeros, electricistas, albañiles... hay miles de trabajos en la actualidad disponibles en éstas áreas y son bien pagados", enfatizó el educador, con más de 30 años de experiencia y originario de Austria.

Las escuelas tipo charter son administradas por juntas independientes que operan con dinero proveniente de municipalidades y del Gobierno federal, que no cobran matrículas y se han convertido en una alternativa a las escuelas públicas.

Hace dos años, la Asamblea General de Carolina del Norte, controlada por mayoría republicana, eliminó la restricción que existía para 100 escuelas Charter desde los años 90.

En la actualidad, en Carolina del Norte existen 129 escuelas Charter, que cuentan con cerca de 65.000 estudiantes, y se estima que para el próximo año el número de este tipo de colegios llegue a 153.

"Sabemos que los latinos vienen a este país con la idea de crear negocios. Esta escuela los prepara, y en oficios muy lucrativos", resaltó Plotseneder. EFE