El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, calificó hoy como "una treta publicitaria" el llamado al diálogo hecho ayer por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en el marco de un litigio territorial que dirime la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Es una treta publicitaria. Siempre le hemos dicho cuando hace propuestas de este tipo que tiene que cumplir primero con las órdenes de la Corte", afirmó Castillo en declaraciones a la emisora local Radio Columbia.

Castillo expresó que antes de entablar un diálogo sobre el conflicto fronterizo en la zona de Isla Portillos o Isla Calero, Nicaragua debe cumplir con las medidas cautelares dictadas por la CIJ en marzo de 2011, las cuales, según Costa Rica, Managua ha violado reiteradamente.

"Deben abstenerse de tener presencia en Isla Portillos y de realizar hechos que agraven la situación como estas últimas violaciones gravísimas", afirmó Castillo al referirse a la apertura de dos caños (canales) en el sitio con una draga por parte de Managua.

La noche del viernes, en una actividad con empresarios estadounidenses, Ortega dijo que propone a su homóloga costarricense, Laura Chinchilla, nombrar una comisión bilateral que garantice el cumplimiento de las ordenanzas de la CIJ.

Según Ortega, "cuando la Corte suspendió actividades en la zona, nosotros suspendimos actividades" y que el dragado que están realizando es en una zona del río San Juan "que va paralela a ese pequeño espacio que está en disputa, que es un humedal".

"Insistimos con Costa Rica el diálogo, no la confrontación", agregó.

En 2010 Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por una invasión con militares y civiles en la costarricense Isla Portillos, donde le acusó de abrir un canal para unir al fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe.

Según Costa Rica allí también se causaron daños a un humedal protegido por convenios internacionales, pero Nicaragua ha negado los señalamientos y ha dicho que ese territorio se llama Harbour Head y que le pertenece.

Al año siguiente Nicaragua demandó a Costa Rica ante la CIJ por daños ambientales al río San Juan durante la construcción de un camino rústico paralelo a ese afluente.

La Corte decidió en 2013 unir las dos causas en un solo proceso.

En 2011 la Corte dictó medidas cautelares referentes a la demanda presentada por Costa Rica, en las que ordenó a ambos países no enviar al sitio militares, policiales, civiles ni funcionarios.

Como excepción, los jueces indicaron que Costa Rica podrá enviar personal civil encargado de "proteger el medioambiente (...) pero solamente cuando sea necesario para evitar un daño irreparable en los humedales".

Durante los dos últimos años Costa Rica ha señalado reiteradamente a su vecino de incumplir las órdenes de la CIJ al mantener presencia civil en la zona en disputa y la apertura de dos nuevos caños en los últimos meses.

El pasado martes Costa Rica solicitó a la Corte nuevas medidas cautelares contra Nicaragua que consisten en la salida de la draga y el personal que supuestamente han abierto los dos nuevos caños que unen el Río San Juan con el Mar Caribe. ACAN-EFE