La sala más grande dedicada a la cultura prehispánica Paracas, que se extendió por la costa sur de Perú entre los años 800 antes de Cristo y los 200 después de Cristo, fue reabierta hoy al público en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia de Lima.

"Es la sala más grande a nivel de textiles y a nivel de la cultura Paracas que existe en Perú... El museo es el poseedor de los más importantes textiles Paracas. Estamos mostrando textiles que no habían sido expuestos", declaró a Efe el arquitecto Miguel Ángel Vidal, que se encargó de la remodelación del recinto.

El ambiente de 640 metros cuadrados fue totalmente rediseñado tras ser cerrado en 2007, después de ser afectadado por el terremoto de 7,9 grados que sacudió la región sureña de Ica y Lima.

Las dos plantas de la Sala Paracas, la de mayor tamaño de las nueve que tiene el museo, poseen ahora computadores interactivos, vitrinas panorámicas climatizadas donde se depositan los objetos prehispánicos, material en inglés y en español, fotografías e ilustraciones.

"Las tumbas vienen a ser un elemento sobre el cual gira la colección. Le hemos dado realce, hemos hecho dos maquetas a escala de las dos tumbas de los dos periodos que (el arqueólogo peruano Julio C.) Tello ubicó en la bahía de Paracas", indicó Vidal.

Entre los objetos más preciados de la sala se encuentran los mantos y vestidos de finas fibras de alpaca y vicuña que tienen una antigüedad de hasta 2.500 años, armas elaboradas de huesos, piedra y madera, utensilios y collares.

También hay un panel dedicado a ilustrar el uso de tatuajes y pinturas corporales de los antiguos paracas, que tenían motivos de animales, un tema que todavía continúa en investigación, según indicó a Efe la curadora de la sala, Delia Aponte.

"Esto es bien llamativo, donde había piel bien conservada (en las momias) hemos encontrado tatuajes en las zonas de las manos y piernas. Se representan los motivos que encontramos en los tejidos o en las cerámicas, como las aves y los peces", precisó Aponte.

Los asistentes a la Sala Paracas también podrán probarse réplicas de los trajes de los antiguos pobladores, famosos por su textilería, además de observar cráneos trepanados con las técnicas prehispánicas.

La ceremonia de reinauguración de la Sala la encabezó la ministra peruana de Cultura, Diana Álvarez-Calderón.