Aunque no ha ganado un título en ocho años, Arsene Wenger, entrenador del Arsenal, todavía tiene el respaldo del propietario del club y cree que una estancia prolongada en el cargo puede hacerlo "inmortal".

Wenger, el entrenador con la Carrera activa más larga en la Liga Premier, con 17 años en el banquillo de los Gunners, reiteró su deseo de seguir en el equipo de Londres más allá del próximo verano, cuando se vence su contrato.

"Honestamente, me encantaría estar aquí por siempre, porque eso significa que podría ser inmortal", dijo Wenger el viernes en conferencia de prensa previa a la visita del Arsenal a Swansea. "Pero no soy ingenuo, lo que quiero hacer mientras esté aquí es dar lo mejor de mi a este club porque lo amo".

El entrenador francés recibió oferta del Paris Saint-Germain la temporada pasada, pero esta semana recibió el apoyo sin reservas del propietario del Arsenal, Stan Kroenke, quien dijo que espera que se quede durante mucho tiempo y que se siente "totalmente alineado" con Wenger.

"Me siento honrado el recibir el apoyo de Stan Kroenke", dijo Wenger, quien agregó que ha rechazado muchas ofertas durante su periodo con el equipo. "Si él piensa que puedo ayudar al equipo eso representa un enorme voto de confianza. Es algo muy positivo para mí. No sé cuándo firmaremos (un nuevo contrato). Encontraremos el momento".

Pero no todos en el club parecen compartir el punto de vista del propietario, ya que a principios de la temporada Wenger fue criticado por los aficionados ya que no contrató a jugadores destacados. No obstante, la adición del mediocampista alemán Mesut Ozil, quien fue comprado por 50 millones de euros, lo que significa un récord para el Arsenal, aunado al buen inicio del equipo, ha aliviado las tensiones.

Arsenal, que ganó la Copa de la FA por última vez en 2005, encabeza la tabla de posiciones de la Liga Premier después de cinco juegos, lo que representa su mejor arranque en cinco años, y deja atrás la costumbre de arranques lentos.