Albuquerque, la ciudad del suroeste de Nuevo Mexico que ha alojado a "Breaking Bad", se prepara para el final de la serie ganadora del Emmy cuyo capítulo final se transmitirá el domingo.

A medida que se acerca el final de la serie de AMC, la ciudad planea celebrar con fiestas y alfombras rojas, después de todo, su actividad turística se ha beneficiado gracias a la popularidad del programa.

A pesar de los temas obscuros de la serie sobre narcotráfico y violencia, las autoridades de turismo dicen que "Breaking Bad" puso a la vista de todos los barrios alrededor de la ciudad e hizo que la gente tuviera una probada de Albuquerque. El programa ha mostrado la Ruta 66 de la ciudad, sus tiendas y sus restaurantes, e incluso ha llevado al público a sus barrios latinos y a los Pueblos de los Indígenas Americanos — lugares pocas veces vistos en Hollywood.

"Antes del programa, Albuquerque no tenía imagen", dijo Ann Lerner, de la oficina cinematográfica de la ciudad. "Cuando comencé a trabajar aquí en 2003 y mencionaba Nuevo México la gente decía '¡Oh!, me encanta Santa Fe.' Nadie pensaba en Albuquerque".

Pero esto ha cambiado con las cinco temporadas de "Breaking Bad" en AMC, y con el aumento de su impacto, ya que los usuarios de Netflix también han corrido a ver los episodios anteriores. Ahora hay paseos con guías en camiones y limosinas privadas, por los lugares donde se filmó el programa, que van totalmente llenos e incluso tienen listas de espera que se extienden por semanas. Un sitio de internet manejado por la ciudad, que detalla las locaciones del programa que van de moteles de mala muerte a las propiedades de un narcotraficante fallecido, ha recibido miles de visitas.

La serie también ha disparado las consultas dirigidas a la oficina cinematográfica de la ciudad. Y ahora dos series más se están produciendo en ella, dijo Lerner.

Los negocios de Albuquerque también se han beneficiado, al vender productos basados en la serie como dulces de "metanfetamina azul" y ropa relacionada a los personajes. Una tienda de arte, Masks y Mas, vende figuras de la Santa Muerte mexicana. La santa con forma de esqueleto apareció en uno de los capítulos de la serie y era la protectora los personajes asesinos Leonel y Marco, quienes eran primos.

La influencia también se ha dado hacia adentro de la ciudad. Cada semana la transmisión de los capítulos es un acontecimiento social pues durante los mismos los residentes y visitantes de Albuquerque publican fotografías y links a las ciudades que han visitado. La mayoría de las veces la muerte de un personaje o una simple frase se puede convertir en un hashtag internacional en Twitter.

"Esperamos que esta locura dure un tiempo", dijo Tania Armenta, vicepresidenta del Buró de Visitantes y Convenciones de Albuquerque. "Todo esto se ha traducido en más visitantes que disfrutan cada aspecto de la ciudad".

"Breaking Bad" cuenta la historia del profesor de secundaria Walter White, interpretado por Bryan Cranston, quien para mantener a su familia produce metanfetamina con un ex alumno, Jesse Pinkman, interpretado por Aaron Paul.

Recientemente el programa ganó un Emmy a la mejor serie de drama.

Al recibir el premio el creador de la serie Vince Gilligan dedicó unas palabras a la ciudad: "Gracias al maravilloso equipo de producción en Albuquerque, Nuevo México", generando una nueva ola de mensajes en los sitios de socialización.

Para ver el final de la serie ya están preparadas varias fiestas en la ciudad.

Por ejemplo, unos voluntarios jesuitas de la Iglesia de la Inmaculada Concepción realizarán una fiesta en el sótano del templo en el centro de la ciudad. Otros admiradores se reunirán en un hotel de Albuquerque para una fiesta para invitados especiales con cocteles con nombres de los personajes de "Breaking Bad".

"Estoy nerviosa", dijo Lerner, quien planea unirse a estas celebraciones pero desde su propia sala. "No tengo idea de cómo va a terminar".

___

Russell Contreras está en Twitter como http://twitter.com/russcontreras