Zayra Mo

Miami, 26 sep (EFEUSA).- El colombiano Emilio Uribe, uno de los estilistas latinos más cotizados del momento, se dio cuenta de que el riesgo que tomó al entrar a esta profesión no fue en vano tras trabajar en una quincena de portadas de revistas internacionales como Vogue y Marie Claire.

"Yo pienso que si nunca coges un riesgo ¿En dónde vas a terminar? Vas a terminar triste y lamentándote. Es algo que le inculco a mis asistentes y amigos", dijo a Efe Uribe en su boutique en el en el barrio artístico de Wynwood, en Miami.

Uribe, criado en Nueva York, reconoce que vale la pena los intentos, a pesar de que, en ocasiones, puedan salir mal, tal como le sucedió tras la crisis económica surgida tras el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Debido a la crisis Uribe se quedó sin empleo, pero esa circunstancia le llevó a tener que aprovechar su licenciatura de cosmetología para prestar servicios en un centro de belleza, donde conoció a la maquillista de la serie de televisión "The Sopranos", quien lo solicitó para trabajar en un conciertos a beneficio de las Torres Gemelas.

Sin pensarlo dos veces, aceptó y se encargó de maquillar a estrellas como Alicia Keys, Gloria Estefan o Paul McCartney, entre otros.

"Me siento muy bendecido que desde el principio fue una estrella (artista) y una luz que me guió. Y fue ahí que me di cuenta que eso era lo que quería hacer por el resto de mi vida", compartió.

A partir de esa oportunidad, muchas experiencias aparecieron en el camino. Entre ellas, trabajar por cuatro años para la revista Playboy.

"Los años de Playboy fueron los que me dieron el conocimiento para lo que después pude realizar desde los estilos de los años 50 y más", destacó Uribe.

Otras de sus experiencias han sido encargarse de los estilos en premios latinos y americanos como Billboard, MTV y Grammys, así como series de televisión como Americas Next Top Model, Maury, y películas como "Piratas del Caribe" (2006), "Alice in Wonderland" (2010), "Step Up 3D" (2010) y giras de conciertos como la que Shakira tuvo en 2007.

Pero sin duda uno de sus trabajos más queridos fue participar en la reciente serie de televisión americana "Magic City", que evocaba la época dorada que vivió la ciudad y la llegada de los inmigrantes cubanos tras la revolución.

"Ha sido un sueño trabajar como maquillista y estilista en cabello de una época donde se cuidan tanto los detalles. Fue lo máximo", expresó.

Dicha vivencia también le sirvió para pensar en su futuro sin tener que estar en un "set (estudio) con casi 70 años y estar 18 horas trabajando".

"Me gustaría poder disfrutar. Por eso es que siempre estoy tratando de hacer nuevas empresas", indicó el creador de la línea UBe que tiene productos para el cuidado del cabello y para 2014 lanzará una colección de maquillaje.

También fundó la boutique Haus Fashion que desde hace cuatro años ayuda a diseñadores emergentes a lucir sus creaciones en producciones como sesiones fotográficas y a vender sus piezas.

Haus Fashion alberga muchos nombres de diseñadores latinos, apoyo que considera importante en una industria "no es muy leal".

Subrayó que lejos de describirse como un "gurú" o un "mago" prefiere destacar que es "un artista y un diseñador de cabello".

Y, con su mente enfocada en que ama su profesión y quiere "llevarla a lo máximo para que la clientela sobresalga en todo", es suficiente para lograr la posición en la que se encuentra. EFE

zm/abm