Decenas de activistas proinmigrantes han estado protestando frente a las oficinas de representante republicano Steve Pearce en Las Cruces, Nuevo México.

La agrupación Border Network for Human Rights (Red Fronteriza por los Derechos Humanos) dice que mantendrá sus vigilias diarias hasta el viernes. La agrupación desea que el congresista republicano les hable sobre una propuesta que ellos consideran ayudará a los inmigrantes.

Las protestas ocurren en medio de pedidos para que Pierce, el único republicano en la delegación legislativa, apoye una propuesta federal que daría la posibilidad de ciudadanía a las personas que se encuentran en el país ilegalmente. Pearce ha dicho que no apoyará esa medida.

Pearce, quien representa un distrito fronterizo con México, es considerado por la conducción republicana como una figura clave en sus esfuerzos por atraer el voto hispano.

Eric Layer, portavoz de Pearce, dice que el legislador siempre ha tenido como prioridad el logro de una reforma migratoria.

"El congresista Pearce se ha reunido con decenas de grupos e individuos , tanto en Nuevo México como en el resto del país, para hablar de una reforma migratoria, inclusive en asambleas vecinales, foros y encuentros durante todo el mes de agosto", declaró Layer.

Añadió que "el diálogo productivo es esencial en el trabajo del representante Pearce en favor de Nuevo México, y siempre le agradecemos a grupos de toda tendencia y punto de vista para que compartan ideas con nosotros".