El grupo extremista islámico que dejó veintenas de muertos en un centro comercial de Nairobi atacó dos pueblos de Kenia cerca de la frontera somalí, donde mató a tres personas. El líder del grupo somalí, afiliado a al-Qaida, amenazó con continuar los ataques hasta que los soldados de Kenia salgan de Somalia.

El líder de al-Shabab dijo en un mensaje que no hay modo de que Kenia pueda "soportar una guerra de desgaste dentro de su propio país".

"Elijan hoy y retiren todas sus fuerzas", dijo Mujtar Abu Zubeyr, también conocido como Godane, en una nueva declaración cargada en internet el miércoles por la noche. "De otro modo prepárense para una abundancia de sangre que será derramada en su país, la ruina económica y el desplazamiento".

Al-Shabab atacó el sábado un lujoso centro comercial y se mantuvo en su interior con rehenes en un incidente que dejó por lo menos 67 muertos. Expertos forenses de varios países, entre ellos Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, continuaban su tarea el jueves reconstruyendo la escena del crimen tomando huellas dactilares, muestras de ADN y efectuando análisis balísticos.

El jueves temprano, al-Shabab atacó el pueblo fronterizo de Mandera, donde mató a dos policías, hirió a tres y destruyó 11 vehículos, dijo el jefe regional de policía Charlton Mureithi.

El miércoles por la noche, al-Shabab atacó el pueblo fronterizo de Wajir, al sudoeste de Mandera. El ataque con fusiles y granadas dejó un muerto y cuatro heridos.

Kenia ha padecido muchos ataques de al-Shabab a lo largo de su frontera de 682 kilómetros (423 millas) con Somalia, pero los dos más recientes tienen un nuevo significado después del ataque al centro comercial en plena capital de Kenia.

El gobierno de Kenia dijo que la respuesta internacional es coordinada por la agencia policial Interpol, que despachó un equipo que llegó a Nairobi el miércoles.

Un funcionario de Interpol, Jean-Michel Louboutin, dijo que su equipo incluye especialistas en identificación de víctimas y datos que cotejará evidencias con la base de datos de la agencia, que tiene 190 países miembros.

Louboutin agregó que Interpol está preparada para movilizar apoyo adicional de ser necesario, incluso las unidades de contraterrorismo.

Al-Shabab dijo que el ataque en Nairobi no solamente estaba dirigido contra Kenia sino también era "contra los estados occidentales que apoyaron la invasión de Kenia y derraman sangre de musulmanes inocentes para abrir camino a sus compañías de minerales", según la declaración de Godane.

______

El periodista de Associated Press David Rising en Nairobi, Kenia contribuyó a este informe.