Un doblete de Cristiano Ronaldo le dio el miércoles un apurado y polémico triunfo en los descuentos al Real Madrid, imponiéndose 2-1 sobre el recién ascendido Elche, y mantuvo al equipo blanco a distancia de los líderes Barcelona y el Atlético de Madrid en la liga española.

Barsa y Atlético lideran la clasificación con plenitud de victorias y 18 puntos por la sexta fecha, tras vencer el martes sus respectivos compromisos ante Real Sociedad y Osasuna. El Madrid marcha tercero, también invicto, con 16 unidades.

En su regreso a la primera división tras 24 años de ausencia, el Elche plantó cara al Madrid hasta el final, pero acabó sucumbiendo a un tiro libre de Cristiano a los 51 minutos y un discutible penal señalado al colombiano Carlos Sánchez en los descuentos que el astro portugués transformó apenas instantes después de que Yadiom Boakye hubiera nivelado por el bando local.

El equipo de Carlos Ancelotti sumó así su segundo triunfo por la mínima en sus tres encuentros a domicilio, registrando un empate en el restante contra el Villarreal.

Con sus sextos y séptimos tantos del campeonato, Cristiano igualó al argentino Lionel Messi y el brasileño Diego Costa en la tabla de máximos cañoneros.

Previamente, el Sevilla salió de la cola de la clasificación a costa del Rayo Vallecano, al que derrotó 4-1 con sendos dobletes de Ivan Rakitic y el colombiano Carlos Bacca.

Y el Valencia ganó su segundo partido consecutivo, 1-0 en Granada, gracias a un gol en los descuentos del brasileño Jonás.

El Valencia clasifica provisionalmente séptimo con nueve puntos, cuatro más que el Granada, mientras que el Sevilla subió a la 13ra plaza con cinco unidades gracias a un tanto de penal a los 17 minutos de Rakitic, quien repitió a los 53 de tiro libre directo, previo recorte de Adrián González (55) y ampliación de Bacca (80 y 88), quien se estrenó como goleador.

El Rayo, huérfano de victorias, es último con apenas tres puntos, los mismos que Elche y Osasuna.

Cristiano tardó bien poco en exhibir su potente disparo, soltando un cañonazo al lateral de la red nada más empezar y marcando la vía de un Madrid más directo que detallista en su visita al Elche, que respondió sin demora, obligando a dos buenas atajadas de Diego López ante un cabezazo de David Lombán y un zurdazo de Javi Márquez.

Otro mísil demasiado alto de Cristiano fue devuelto nuevamente por Márquez, desacomplejado como su equipo; aunque el despliegue de pólvora dio progresivamente paso al cuerpo a cuerpo, con más roces que disparos, salvo un latigazo raso del argentino Angel Di María, bien resuelto por Manu Herrera en el arco local.

Los blanquiverdes reclamaron una segunda tarjeta amarilla a Sergio Ramos por derribo a Ferrán Corominas, pero el central madridista inició la segunda mitad junto a Sami Khedira, primer francotirador con la mira desviada, y obviamente Cristiano, quién decantó la balanza con un tiro libre directo marca de la casa en que el balón, tras partir la barrera formada por cinco hombres, picó sobre el césped antes de superar la estirada de Herrera.

El astro portugués no llegó a un centro de Alvaro Arbeloa que hubiera significado el 2-0 y el Elche siguió creyendo con zapatazos de Boakye y Aarón Ñiguez que rozaron el empate.

La falta de presión madridista en la conclusión finalmente se cobró la igualada de Boakye, quien cabeceó a la red un excelente servicio de Fidel Chaves desde la izquierda.

Pero cuando el reparto de puntos parecía inapelable, el árbitro decretó penal en la última jugada del partido, en que Sánchez y el madridista Pepe forcejearon en el área en un tiro de esquina, cayendo ambos en el área.

Ante las protestas locales, Cristiano transformó desde los 11 metros con un tiro raso y ajustado, confirmando el triunfo "merengue".

Rakitic puso en ventaja al Sevilla de penal y anotó el segundo de tiro libre directo, pero el Rayo pudo recortar cuando González interpeló de cabeza un disparo de Jonathan Viera.

El Sevilla se alivió con la expulsión del visitante Alejandro Gálvez y finalmente respiró con el tanto de Bacca, goleador a placer tras servicio de Gameiro. El 3-1 desquició al Rayo, que sufrió otra expulsión en el tramo final, facilitando el cuarto de Bacca en acrobático remate.

El Granada fue mejor que el Valencia durante largo rato, pero los visitantes mejoraron con el ingreso de Antonio Canales, decisivo en la asistencia a Jonás en la última jugada del partido.