Los paparazzi y otras personas que acosen a los hijos de figuras públicas enfrentarán sanciones más duras bajo una legislación que el gobernador de California promulgó el martes.

La iniciativa incrementará las penas para acciones como tomar fotografías y video de un menor sin consentimiento y de forma hostil.

Celebridades con las actrices Halle Berry y Jennifer Garner pidieron a los legisladores apoyar la iniciativa. Berry declaró ante varias comisiones legislativas que su hija ha sido intimidada por fotógrafos persistentes que la siguen diariamente, muchas veces gritando mientras le toman fotos.

La medida también ayudará a proteger a los hijos de policías, jueces y otros que podrían ser susceptibles al acoso o atención no deseada debido a la ocupación de sus padres, dijo De León.

Bajo la legislación, que entrará en efecto en enero, los infractores podrían enfrentar hasta un año en una prisión del condado y multas hasta de 10.000 dólares. Las multas se incrementarían para las sentencias subsecuentes.

La iniciativa de ley, promulgada el martes por el gobernador Jerry Brown, también permite a los padres interponer una demanda civil contra los infractores para solicitar indemnización y el pago de los gastos legales.

Organizaciones de medios de comunicación, como la Asociación de Editoriales de Periódicos de California, se oponen a la medida al considerar que es demasiado amplia y podría restringir las actividades legítimas para obtener noticias.