El dominicano Adrián Beltré y los venezolanos Víctor Martínez y Omar Infante, junto al cubano novato Yasiel Puig destacaron con el bate al pegar jonrón en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Beltré (29), que no había pegado cuadrangular en más de un mes, esta vez si lo hizo al botar la pelota fuera del parque en el sexto episodio y llevó a los Vigilantes de Texas a un triunfo por 3-2 sobre los Astros de Houston, que perdieron por décimo primera ocasión consecutiva.

El dominicano superó los lanzamientos del abridor Brad Peacock, sin corredores en el camino, con un out en la entrada.

Junto a Beltré, que tuvo de 2-1, dos carreras anotadas y una impulsada, el receptor boricua Geovany Soto se fue de 3-2 y también produjo carrera.

La dupla venezolana integrada por Martínez como bateador designado e Infante pegaron sendos jonrones para los Tigres de Detroit, que pasaron a las finales de la Liga Americana al vencer por 4-2 a los Mellizos de Minnesota.

Víctor Martínez (14) sacó la pelota del campo en el cuarto episodio, sin corredores en el camino al superar los lanzamientos del abridor Scott Diamond.

Su compatriota el segunda base Infante (10) pegó también cuadrangular solitario contra Diamond en la cuarta entrada.

Puig (19) hizo sentir de nuevo el poder de su bate en la ofensiva de los Dodgers de Los Ángeles al conectar cuadrangular solitario en el quinto episodio del partido, que ganaron por 2-1 a los Gigantes de San Francisco.

El toletero novato cubano castigó al abridor Matt Cain en el duelo de equipos californianos de la Liga Nacional.

Por los Gigantes el segunda base dominicano Tony Abreu (2) también pegó batazo de cuatro esquinas y los hizo en el quinto episodio contra los lanzamientos del abridor novato surcoreano Hyun-Jin Ryu.

El bateo oportuno y productivo latino estuvo de nuevo presente en el partido que los Piratas de Pittsburgh ganaron por 8-2 a los Cachorros de Chicago y se mantienen en la lucha por conseguir el título de la División Central de la Liga Nacional.

De nuevo, el jardinero dominicano Starling Marte estuvo activo al irse de 5-2 con una anotada y una producida, mientras que su compatriota Pedro Álvarez tuvo de 5-2 con una anotada y tres impulsadas.

Lo propio sucedió con la victoria que lograron los Marineros de Seattle al imponerse 4-0 a los Reales de Kansas City después que el cubano Kendrys Morales pegó sencillo impulsador y se fue de 4-3, con anotación y carrera producida.

El campocorto curazoleño Andrelton Simmons pego sencillo entre los jardines derecho y central, con dos "outs" en la novena entrada, envió al plato a Justin Upton para dar a los Bravos de Atlanta una victoria por 3-2 sobre los Cerveceros de Milwaukee.

La buena noticia para los peloteros latinoamericanos la dejó el tercera base de origen dominicano Manny Machado, de los Orioles de Baltimore, que tras la aparatosa lesión que sufrió la jornada anterior, los exámenes médicos revelaron que sólo sufre un desgarro de ligamento en su rodilla izquierda y podría correr de nuevo en un plazo de entre seis y ocho semanas.

El ligamento cruzado anterior y el colateral medio están bien. Originalmente se temía que alguno de estos ligamentos se hubiera roto, lo que habría requerido un tiempo mucho más largo de recuperación y además tener que pasar por el quirófano, algo que ha evitado.

Una prueba de resonancia magnética realizada el martes arrojó que Machado sufrió una lesión en el ligamento patelar femoral, y los Orioles informaron que hay confianza en que se podrá recuperar sin someterse a una cirugía.

Machado descansará hasta que le baje la inflación de la rodilla y luego se someterá a un programa ligero de rehabilitación.

"El ligamento colateral medio está bien, lo mismo que el ligamento cruzado anterior", dijo el jefe de kinesiólogos de los Orioles, Richie Bancells. "Todos esos ligamentos importantes están bien. Éste es un ligamento más pequeño".

La lesión se produjo el lunes durante el juego de Baltimore en Tampa Bay. Machado corría a la inicial tras un sencillo y pisó mal la base. Se desplomó en el terreno y debió ser retirado en camilla.

Los Orioles temían que Machado se hubiera roto el ligamento cruzado, lo cual lo hubiese mantenido fuera durante parte de la temporada de 2014.

"Me sentí aliviado, porque es un buen informe médico", declaró Dan Duquette, vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas de los Orioles. "Si todo sale como pensamos, creo que se puede recuperar con algo de descanso. Desde luego, está fuera por el resto de esta campaña, pero podría volver y jugar el año próximo".

Machado, de 21 años, no se había perdido un solo juego esta temporada y fue parte vital del éxito del equipo.