La lucha por el comodín en la Liga Nacional llegó a su final después que los Piratas de Pittsburgh y los Rojos de Cincinnati aseguraron los dos primeros puestos y estarán en la competición de octubre.

Mientras que los Cardenales de San Luis también dieron un paso más para acercarse al título de campeones de la División Central del "Viejo Circuito".

Por primera vez en 21 años, los Piratas aseguran su clasificación a la fase final después que vencieron por 2-1 a los Cachorros de Chicago, una de las grandes frustraciones en la competición de la Liga Nacional.

La clasificación de los Piratas se dio tras la derrota que también sufrieron los Nacionales de Washington ante los Cardenales.

Será la primera participación de Pittsburgh (90-67) en una fase final desde que el extoletero Barry Bonds, el piloto Jim Leyland y compañía ganaron tres banderines consecutivos del Este de la Liga Nacional entre 1990-92.

Bonds firmó como agente libre con los Gigantes de San Francisco al término de la campaña de 1992, y el equipo acumuló 20 campañas sucesivas con más derrotas que victorias, la peor racha de todo el deporte profesional estadounidense.

El jardinero dominicano Starling Marte (12) conectó un jonrón solitario en la novena entrada que rompió el empate en el Wrigley Field. Los Piratas sacaron a un corredor en el plato para el último "out".

Los jugadores de Pittsburgh se fueron al vestuario visitante y se bañaron en champaña como ya es tradicional nada más que concluyó el partido que los Cardenales ganaron 4-3 a los Nacionales.

El jardinero central surcoreano Shin-Soo Choo impulsó la carrera decisiva con un sencillo contra el muro en el décimo episodio, y los Rojos se aseguraron el pase a los playoffs al imponerse 3-2 ante los Mets de Nueva York.

Los Rojos (90-67), segundos en la División Central, lograron el pase a la fase final, al igual que los Piratas, con los que están empatados, después que los Cardenales, lideres de la misma clasificación, lograron el triunfo ante el equipo de Washington.

El piloto de los Rojos, Dusty Baker, dijo que no habría celebración del comodín, cuando aún está en juego el título de división.

El relevista David Aardsma escapó de un atolladero con las bases llenas en el noveno, retirando al tercera base Todd Frazier en un globito. Pero en el décimo, Greg Burke (0-3) permitió un sencillo al receptor Devin Mesoraco, que avanzó a tercera con otro sencillo del jardinero izquierdo Derrick Robinson.

Todo estaba listo para que saliese al escenario de la caja de bateo Choo, quien pegó su tercer hit del encuentro, frente al relevista zurdo Sean Henn, y el que sería decisivo.

El relevista hispano Manny Parra (2-3) permitió un imparable en la décima entrada y fue el que se quedó con el triunfo al sacar los tres últimos "outs" del partido.

El jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán conectó jonrón, el abridor Adam Wainwright se acreditó su decimoctavo triunfo y los Cardenales dieron un paso más en la lucha por el título de división.

Los Cardenales, en busca de su primer título de la División Central desde 2009, conservaron una ventaja de dos juegos sobre los Rojos y los Piratas, y redujeron a cuatro su "número mágico" para alzarse con el banderín.

El equipo de San Luis garantizó también al menos el comodín desde el pasado domingo. A los tres punteros de la Central les restan cinco compromisos en la temporada regular.

La pasada liga, los Nacionales ganaron el gallardete del Este con 98 triunfos, pero fueron eliminados por los Cardenales en la serie divisional. Un año después, fueron eliminados también por los Cardenales, pero en la campaña regular.

Wainwright (18-9) permitió dos carreras y seis imparables a lo largo de poco más de siete capítulos. Ponchó a cinco bateadores rivales, con lo que suma 214 en la temporada.

El abridor Tanner Roark (7-1) admitió cuatro carreras y cinco indiscutibles en cinco entradas y cargó con la derrota, que fue la primera que sufre en cuatro aperturas.

El resto de la competición del "Viejo Circuito" dejó los triunfos de los Cerveceros de Milwaukee que blanquearon 5-0 a los Bravos de Atlanta, lo propio hicieron los Marlins de Miami por 4-0 ante los Filis de Filadelfia, y los Padres de San Diego derrotaron 4-1 a los Diamondbacks de Arizona.