Mariano Rivera suele llegar a los juegos al final. Un muñeco con su imagen no podía ser la excepción.

Los Yanquis de Nueva York se vieron en la necesidad de entregar cupones en lugar de los muñequitos de cabezas bamboleantes, a los primeros 18.000 espectadores que llegaron al juego del martes por la noche contra los Rays de Tampa Bay. Un problema con el transporte impidió que las figuras, que en esta ocasión estaban inspiradas en el panameño Rivera, llegaran a tiempo al estadio.

En la parte baja del tercer inning, se anunció por los altavoces del parque que los muñequitos habían llegado, y que los espectadores podían recogerlos.

La promoción se realizó en la primera noche de la última serie de tres juegos de los Yanquis como locales en la campaña regular.

Rivera ha anunciado que esta es su última temporada antes del retiro. El equipo retiró el número 42 de Rivera el domingo, durante una ceremonia de 50 minutos.