La marcha triunfal e invicta continuó para los Seahawks de Seattle, Saints de Nueva Orleans, Patriots de Nueva Inglaterra, Bears de Chicago y Dolphins de Miami en la tercera semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que también dejó las derrotas sorpresas de los 49ers de San Francisco y los Giants de Nueva York.

El mariscal de campo Russell Wilson volvió a ser el líder de la ofensiva de los Seahawks que dieron otra gran demostración de eficacia al vencer por paliza de 45-17 a los Jaguars de Jacksonville.

Wilson igualó su mejor marca personal con cuatro pases de "touchdown", que tuvieron como objetivos perfectos al recibidor abierto Sidney Rice, que capturó dos, y al tight end Zach Miller, que hizo lo propio.

Los Seahawks, que el pasado domingo habían ganado a los 49ers de San Francisco, mantuvieron su invicto con marca de 3-0, primera vez que lo consiguen desde el inicio de la temporada del 2006.

La máquina anotadora de los Saints encabezada por el mariscal de campo estelar Drew Brees comienza a entrar en funcionamiento y no tuvieron ningún problema a la hora de ganar por 31-7 a los Cardinals de Arizona.

Brees lanzó tres pases de anotación y se escapó para anotar el primer touchdown por tierra de la temporada sin que los Cardinals tuviesen respuesta ante la inspiración ofensiva de los Saints (3-0), que siguen invictos en lo que va de la nueva temporada.

El mariscal de campo estelar de los Saints completó 29 pases de 46 intentos para 342 yardas, con dos envíos de anotación que dio al ala cerrada, Jimmy Graham, y el otro al recibidor abierto Robert Meachem.

El estelar Tom Brady comenzó a mostrar que su entendimiento con los nuevos jugadores de la ofensiva de los Patriots va por buen camino y guió al equipo a un triunfo fácil de 23-3 ante los Buccaneers de Tampa Bay.

Brady encontró con dos pases perfectos al recibidor abierto novato Kembrell Thompkins, que fue el mejor en la ofensiva de los Patriots (3-0), que siguen invictos en lo que va de temporada.

Thompkins, que firmó como agente libre a pesar de no haber sido seleccionado en el sorteo universitario, anotó con pase de 16 yardas y cinco, respectivamente, para conseguir sus primeras anotaciones en la NFL.

Dominio completo que impuso la defensa de los Bears ante los Steelers de Pittsburgh que nunca tuvieron recursos en el campo para superarla y cayeron derrotados por paliza de 40-23 en su propio estadio del Heinz Field.

Los Bears forzaron cinco perdidas de balones y dos las convirtieron en anotación que les permitió seguir invictos en lo que va de temporada después de lograr la tercera victoria consecutiva.

Mientras que los Steelers (0-3) siguen sin conocer el triunfo en lo que va de temporada y por primera vez desde 1986 han perdido los tres partidos consecutivos del inicio de la competición regular.

El joven mariscal de campo de los Dolphins, Ryan Tannehill, volvió a mostrar el gran momento en el que se encuentra y su liderazgo permitió al equipo vencer por 27-23 a los Falcons de Atlanta y mantener el invicto.

Tannehill, de 25 años, tercera temporada como profesional, completó 24 de 35 pases para 236 yardas, incluidos dos que fueron de anotación, y sufrió una interceptación, además de ser derribado cinco veces y perder dos veces el balón, pero dejó en 94,5 su índice pasador.

Otros triunfos destacados de la jornada fueron los que consiguieron los Cowboys de Dallas que se impusieron por 31-7 a los Rams de San Luis.

Esta vez si, el mariscal de campo de origen mexicano Tony Romo impuso su clase y liderazgo que permitió a los Cowboys (2-1) ganar con claridad después que completó 17 de 24 pases para 210 yardas, incluidos tres que fueron de anotación, sin interceptaciones, y dejó en 137,2 su índice pasador.

Junto a Romo, el corredor DeMarco Murray avanzó para 175 yardas y un touchdown, siendo la primera vez que supera la barrera de las 100 yardas en más de un año y se dio contra el mismo rival que como novato estableció la mejor marca de equipo al lograr 253 yardas hace dos temporadas.

La defensa de los Packers de Green Bay no tuvo su mejor día ni tampoco en el control del balón y los Bengals de Cincinnati lo aprovecharon para venir de atrás y ganar 34-30.

La historia se repitió, los Ravens de Baltimore confirmaron que no sólo son los actuales campeones del Super Bowl sino que también tienen un dominio completo cada vez que se enfrentan a los Texans de Houston a los que vencieron por paliza de 30-9.

Esta vez el discípulo fue mejor que el maestro cuando el mariscal de campo Andrew Luck llegó al Candlestick Park de San Francisco como nuevo líder de los Colts de Indianápolis (2-1) para enfrentarse el equipo local de los 49ers (1-2), dirigidos por Jim Harbaugh, su maestro en la Universidad de Stanford, y los dejó con la derrota sorpresa de 27-7.

La figura del mariscal de campo Cam Newton brilló más que nunca en el juego ofensivo de los Panthers de Carolina (1-2) que arrollaron con su juego ofensivo a los Giants a los que vencieron por paliza de 38-0 y lograron su primer triunfo de la temporada.

Las estadísticas no favorece el futuro de los Giants ya que desde 1978, los 161 equipos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que comenzaron la temporada con marca de 0-3, sólo cinco lograron llegar a la fase final al concluir la competición.

En otros resultados de la jornada dominical, Tennessee venció 20-17 a San Diego, New York Jets 27-20 a Buffalo, Cleveland 31-27 a Minnesota y Detroit 27-20 a Washington.