Andrew Luck hizo un amague de pase para engañar a la defensiva, acarreó él mismo el ovoide a lo largo de seis yardas hasta la zona de anotación y azotó el balón con furia, para comenzar su festejo por una jugada que, según él mismo, perdurará como una de las mejores en su carrera.

"Fue bueno anotar", dijo el mariscal de los Colts, quien superó a Jim Harbaugh, su entrenador en la época colegial, y eclipsó al quarterback rival Colin Kaepernick.

Luck lanzó para 164 yardas en su primer duelo contra Harbaugh, para que Indianápolis doblegara el domingo 27-7 a los 49ers de San Francisco.

Trent Richardson anotó en un acarreo de una yarda, el primero que tuvo en su debut con los Colts, luego de ser adquirido el miércoles a los Browns. El año pasado, se le reclutó dos lugares detrás de Luck, la primera selección colegial.

Ahmad Bradshaw añadió un acarreo de una yarda hasta la zona prometida en los últimos minutos, y Adam Vinatieri convirtió un par de goles de campo antes de fallar uno de 51 yardas en los albores del último cuarto.

Luck no dejó de esforzarse para dar más oportunidades de triunfo a Indianápolis (2-1).

"Sé que él tiene una sonrisa de oreja a oreja", dijo el entrenador de los Colts, Chuck Pagano. "Nunca lo había visto sonreír así".

Kaepernick sufrió su primera derrota como titular en el Candlestick Park.

Hubo pocos aspectos positivos en la actuación de Kaepernick, y San Francisco (1-2) tuvo dificultades para hacer que funcionara su ataque aéreo, ante la ausencia del tight end Vernon Davis, quien sufre una lesión de muslo.

Los 49ers han comenzado mal una campaña en la que tienen el objetivo de volver al Super Bowl, que perdieron en febrero pasado.

En cambio, los Dolphins son una de las mayores sorpresas de la NFL y tratan de reverdecer laureles de una franquicia que lleva años de frustración.

Ryan Tannehill lanzó un pase de una yarda al tight end novato Dion Sims, quien anotó cuando restaban 38 segundos del partido, para que Miami se mantuviera invicto al superar 27-23 a los Falcons de Atlanta.

El touchdown coronó una ofensiva de 13 jugadas y 75 yardas después de que Matt Bryant, de Atlanta, falló un intento de gol de campo de 35 yardas, a 4:46 minutos de la conclusión.

Jimmy Wilson interceptó un pase de Matt Ryan para sentenciar la victoria de Miami, que se vio muy pronto en desventaja por 10-0 y estuvo abajo durante buena parte del encuentro, pero mejoró a una foja de 3-0 por primera vez desde 2002.

"Tenemos a un equipo muy especial, lleno de talento", dijo el receptor Brian Hartline. "Vamos a seguir mejorando. No hay límites".

Los Falcons cayeron a 1-2.

Tannehill encabezó la remontada y completó 24 de sus 35 envíos, para 236 yardas y dos anotaciones. Se sobrepuso a cinco capturas y a un par de balones perdidos.

En otros encuentros, los Cowboys de Dallas apabullaron 31-7 a los Rams para colocarse como líderes de la División Este de la Conferencia Nacional, con foja de 2-1; los Saints de Nueva Orleáns apalearon por ese mismo marcador a los Cardinals de Arizona, gracias a Drew Brees, quien lanzó para 342 yardas y tres anotaciones, con lo que su equipo comenzara la campaña con foja de 3-0; los Ravens de Baltimore arrollaron 30-9 a los Texans de Houston pese a jugar sin su corredor Ray Rice por primera vez desde 2008; los Lions de Detroit vencieron 27-20 a los Redskins para ganar en una visita a Washington por primera vez desde 1939, y los Bears de Chicago se mantuvieron invictos al doblegar 40-23 a los Steelers de Pittsburgh, que están en 0-3 por vez primera desde 1986.

Además, los Patriots de Nueva Inglaterra derrotaron 23-3 a os Bucaneers de Tampa Bay; los Panthers de Carolina humillaron 38-0 a los Giants de Nueva York; los Titans de Tenesí superaron 20-17 a los Chargers de San Diego; los Bengals de Cincinnati se impusieron 34-30 a los Packers de Green Bay; los Browns de Cleveland vencieron 31-27 a los Vikings de Minnesota; los Seahawks de Seattle trituraron 45-17 a los Jaguars de Jacksonville, y los Jets de Nueva York derrotaron 27-20 a los Bills de Búfalo.