Los Ángeles, 23 sep (EFEUSA).- La 65 edición de los premios Emmy, considerados los Óscar de la televisión, congregó la pasada noche a 17,6 millones de espectadores, informó hoy la consultora Nielsen.

Se trata de las mejores cifras conseguidas por esta gala en los últimos ocho años, desde la celebrada en 2005.

"Modern Family", "Breaking Bad" y "Behind The Candelabra" confirmaron su condición de favoritas y se coronaron como mejor comedia, drama y miniserie o filme para la televisión.

El actor Neil Patrick Harris fue el encargado de conducir la ceremonia en el Teatro Nokia de Los Ángeles y en la que los galardones estuvieron muy repartidos.

"Behind The Candelabra" fue la vencedora absoluta en número de galardones este año tras sumar tres a los ocho técnicos que ya había logrado en la gala de los Emmy creativos, organizada el fin de semana pasado.

Además de ser el mejor largometraje televisivo, esta producción de HBO le sirvió a Michael Douglas y a Steven Soderbergh para hacerse con los primeros Emmy de sus carreras. Douglas como mejor actor en miniseries o telefilme y Soderbergh como director en esa misma categoría.

No fueron los únicos poseedores de Óscar que se estrenaron en los Emmy, ya que David Fincher consiguió el galardón de mejor realizador de serie dramática por "House of Cards", producción emitida exclusivamente en Internet por Netflix. EFE