Arsenal tiene buen balance dentro y fuera de la cancha.

Revirtiendo los flojos comienzos de temporadas pasadas, los Gunners están al tope de la Liga Premier después de ganar cuatro de sus cinco primeros partidos.

Pero también los números son florecientes en la contabilidad del club, según un informe publicado el lunes, pese a que el propietario Stan Kroenke al final les dio el gusto a los hinchas y gastó 50 millones de euros (66 millones de dólares) al contratar a Mesut Ozil del Real Madrid.

Arsenal dijo que al 31 de mayo — antes de la contratación de Ozil — tenía reservas en efectivo de 119,7 millones de libras (192 millones de dólares), la mayor entre los 20 clubes de la liga.

"Esta contratación (Ozil) fue resultado directo del trabajo duro que hemos hecho en años recientes para afianzar la capacidad comercial del club a fin de producir los ingresos consistentes y la firmeza financiera requerida para competir por los mejores jugadores del mundo", dijo el director ejecutivo Ivan Gazidis.

"Hemos emitido una declaración significativa (contratando a Ozil) y cuando Arsene decida que ha llegado el momento de invertir nuevamente, Stan Kroenke, yo y el resto de la junta estaremos encantados de apoyarlo", afirmó el presidente Chips Kewsick.