Cristiano Ronaldo marcó el domingo sus goles número 208 y 209 con el Real Madrid y apuró la remontada en la victoria 4-1 sobre el Getafe por la quinta fecha de la liga española.

El triunfo mantuvo al equipo blanco a dos puntos de distancia del Barcelona y el Atlético de Madrid.

Los azulgranas comandan la clasificación con los mismos 15 puntos que los atléticos, mientras que el Madrid, también invicto, acumula 13.

Goles de Pepe y Cristiano a los 19 y 36 minutos dieran la vuelta a un marcador que había inaugurado el Getafe por vía de Angel Lafita (5). En la segunda mitad, Isco Alarcón (59) añadió un tercer tanto para consolidarse máximo goleador "merengue" con cuatro dianas, empatado con Cristiano, que volvió a ver puerta en los descuentos.

Con su doblete, el astro superó las 207 dianas del mexicano Hugo Sánchez con la camiseta madridista, aunque el portugués necesitó 78 partidos menos y se acerca un poco más al récord de 323 que ostenta Raúl González.

Algunos medios de prensa le otorgan a Cristiano 208 tantos, aunque el propio club lo cifró oficialmente en 209, la quinta mejor marca de la historia.

Gareth Bale, el fichaje más caro de la historia del fútbol, no pudo estrenarse ante la afición del Madrid tras debutar la semana pasada en Villarreal, puesto que sufrió una lesión muscular durante el calentamiento previo.

El Getafe, que acumula solo cuatro puntos, planteó un partido valiente y, pese a un primer susto en un remate de Cristiano que sacó el lateral Alvaro Arroyo, pudo cobrar ventaja cuando el venezolano Miku Fedor le robó un balón al astro portugués y lo cedió a Lafita, cuyo derechazo dio en el cuerpo del central Pepe y despistó a Diego López.

Los blancos reaccionaron tras el 1-0 y, apenas 14 minutos después, el propio Pepe se redimió cazando un rechazo de Miguel Moyá a remate de Cristiano, quien controló con maestría un tiro libre lanzado por el argentino Ángel Di María, nuevamente protagonista con una comba neutralizada por el arquero getafense.

Pepe volvió a originar el segundo tanto madridista al provocar una falta que Cristiano lanzó y Miguel "Míchel" Marcos desvió con la mano en el área. El portugués ejecutó el penal con solvencia y, tras un zapatazo alto de Pedro León por el Getafe, Karim Benzema erró en boca de gol el que hubiera sido el tercero del Madrid.

Pero el equipo de Carlo Ancelotti no tardó demasiado en cantarlo tras el descanso, al oficiar nuevamente Cristiano de asistente con un servicio rápido de tiro libre para Alarcón, quien aprovechó el despiste de la defensa para perfilar su diestra y soltar un disparo curvado, lejos del alcance de Moyá.

El Getafe, tocado y hundido, apenas ofreció resistencia a partir de entonces y acabó con "Míchel" expulsado, mientras Cristiano se dedicó a intentar ampliar su cuota goleadora, lo que logró en los descuentos con un espléndido tacón en cruce de Sami Khedira.

"El juego debe ser más variado. Hay que mejorar en las combinaciones pero la reacción tras el 1-0 fue buena y, con espacios, fue más fácil", analizó el técnico del Madrid, Carlo Ancelotti.

Al cierre de la jornada, el Valencia se rehízo de tres derrotas ligueras consecutivas para vencer por 3-1 al visitante Sevilla, al que trasladó las urgencias, pues el cuadro andaluz es ahora colista con apenas dos empates y ningún triunfo.

El brasileño Jonás (32 y 73) anotó los dos primeros tantos valencianistas, mientras que Kevin Gameiro (52) marcó por el Sevilla y Víctor Ruiz (82) cerró el marcador. El Valencia marcha ahora noveno con seis unidades.

El colombiano Dorlán Pabón lanzó el primer aviso con un disparo cruzado por parte del cuadro local, que también contó remates con peligro por parte de Helder Postiga y Jonás, autor del 1-0 al contragolpe, ubicando entre las piernas del arquero un cruce del argentino Federico Cartabia.

En un partido bronco, Marko Marín soltó un par de latigazos ajustados por el Sevilla, que fue creciendo en la segunda mitad hasta contar un disparo de Víctor Machín "Vitolo" y con el empate de Gameiro, libre de marca para empujar un tiro de esquina prolongado por Stephane Mbia.

Pero el Valencia dio un golpe de riñón y, tras forzar Cartabia un vuelo de Beto, Jonás restableció la ventaja al batir al brasileño con un excelente zurdazo angulado y Ruiz amplió de cabeza en tiro de esquina.

Previamente, el Granada y el Betis empataron 0-0, quedando ambos con cinco puntos en la zona media de la clasificación.

La igualdad alargó a tres partidos el invicto del Granada en calidad de visitante, mientras que el Betis hilvanó su segundo cotejo sin goles, tras quedar también 0-0 el jueves en la Liga Europa contra el Olympique de Lyon.

El Celta de Vigo-Villarreal igualmente acabó sin goles, con lo que los locales siguen sin saborear la victoria en su estadio mientras que el "Submarino Amarillo" ha cosechado dos empates seguidos tras iniciar con tres triunfos y se clasifica momentáneamente cuarto con 11 puntos.