El guardabosques Collin Cowgill se robó la registradora para marcar la carrera del triunfo de los Angelinos de Los Ángeles, que vencieron 6-5 a los Marineros de Seattle.

Los Angelinos se hicieron de su triunfo número 21 en los últimos 28 juegos, pero poco después del inicio de la jornada por una combinación de resultados, quedaron eliminados de la contienda por pasar a la fase final.

En el séptimo episodio Cowgill llegó a la timbradora robándosela para llevar a los Angelinos a la victoria.

La victoria fue para el abridor Jerome Williams (9-10) en cinco entradas y dos tercios, permitió cinco imparables, una carrera, dio cinco bases y retiró a cinco por la vía del ponche.

Por los Marineros el guardabosques puertorriqueño Raúl Ibáñez (29) pegó batazo de cuatro esquinas en la novena entrada.

Ibáñez castigó al cerrador colombiano Ernesto Frieri y le mandó la pelota a la calle sin corredores en los senderos, con un out en el episodio.

El derrotado fue el abridor Joe Saunder (11-16) en siete episodios, permitió seis imparables, un jonrón y seis carreras.