El mariscal de campo Russell Wilson volvió a ser el líder de la ofensiva de los Seahawks de Seattle que dieron otra gran demostración de eficacia al vencer por 45-17 a los Jaguars de Jacksonvillo.

Wilson igualó su mejor marca personal con cuatro pases de "touchdown", que tuvieron como objetivos perfectos al recibidor abierto Sidney Rice, que capturó dos, y al "tight end" Zach Miller, que hizo lo propio.

Los Seahawks, que el pasado domingo habían ganado a los 49ers de San Francisco, mantuvieron su invicto con marca de 3-0, primera vez que lo consiguen desde el inicio de la temporada del 2006.

El equipo de Seattle comenzó una serie de cuatro partidos consecutivos contra equipos de la División Sur de la Conferencia Americana y el de los Jaguars, sobre el papel era el más fácil.

Wilson, que dejó el partido a falta de 3:54 minutos para concluir el tercer periodo por decisión del entrenador en jefe de los Seahawks, Pete Carroll, completó 14 de 21 pases para 202 yardas, y conectó dos veces con Miller en los primeros 16 minutos en envíos de una y cuatro yardas, respectivamente.

El mariscal de campo estelar de los Seahawks completó un pase de anotación de 11 yardas con Rice al final de la primera mitad y lo encontró nuevamente en un pase de "touchdown" de 23 yardas al principio del tercer cuarto.

Los cuatro pases de anotación permitió a Wilson igualar la mejor actuación profesional que tuvo el pasado diciembre contra los 49ers.

El mariscal de campo Chad Henne completó 18 de 38 pases para 235 yardas, pero no hizo ningún envío de anotación y le interceptaron dos, dejando en 45,4 su índice pasador y sin poder ser factor ganador de los Jaguars que tienen marca perdedora de 0-2, incluidas dos derrotas fuera de su campo.