El presidente de Nintendo, Satoru Iwata, aseguró hoy tras la muerte de Hiroshi Yamauchi, el hombre que introdujo a la compañía en la rama de los videojuegos y la llevó a lo más alto, que mantendrán su "espíritu" como pilar central de la filosofía de la firma.

"Seguiremos el espíritu de Yamauchi, que nos enseñó el valor de ser diferentes a los demás, un factor que se ha convertido en la filosofía de nuestra empresa", aseguró Iwata en declaraciones recogidas por el diario Mainichi.

Yamauchi (1927-2013), presidente de Nintendo desde 1949 hasta 2002, falleció ayer en un hospital de Kioto, sede de la compañía, a la edad de 85 años aquejado de una neumonía.

Considerado por muchos un visionario, Yamauchi lideró el paso de la compañía desde el negocio de los naipes al de los juguetes y después al de los videojuegos.

Bajo su mandato, el gigante Nintendo contrató al joven Shigeru Miyamoto, genio creador de títulos como Donkey Kong o Super Mario Bros que cimentarían el éxito de la compañía a partir de finales de los setenta.

Esta estrategia se vería consolidada con la salida al mercado de la exitosa Nintendo Entertainment System (NES) en 1983, de la que venderían casi 62 millones de consolas y 500 millones de juegos.

Yamauchi, que no llegó a terminar sus estudios de derecho en la Universidad tokiota de Waseda, estaba considerado como uno de los hombres más prósperos de Japón, lo que le llevó a comprar en 1992 el equipo de béisbol estadounidense de los Seattle Mariners.

Hasta su fallecimiento, el expresidente contaba con el 10 por ciento de las acciones de Nintendo, lo que le convertía en el socio mayoritario de la firma tecnológica.

"Nintendo seguirá ajustándose a los tiempos pero mantendrá siempre los valores que nos ha inculcado Yamauchi", concluyó el actual presidente, Satoru Iwata.