La NFL multó a los Jets de Nueva York y los Patriots de Nueva Inglaterra por un total combinado de 88.500 dólares por violaciones de reglamento en su juego de la semana pasada, que incluyó un conato de pleito hacia el final del mismo.

La escaramuza en el cuarto período fue detonada por un golpe bajo del center de Nueva York Nick Mangold sobre Aqib Talib, de Nueva Inglaterra, después de una intercepción que concretó la victoria de Patriots por 13-10.

Willie Colon, guard derecho de los Jets, recibió la mayor sanción con 34.125 dólares en multas: 26.250 dólares por contacto con un oficial y 7.875 dólares por golpear a un adversario. Colon dijo el jueves que planeaba presentar una apelación contra la multa ya que "fue mucho más de lo que esperaba".

D'Brickashaw Ferguson, tackle izquierdo de los Jets, fue multado con 15.000 dólares por golpear a un jugador de los Patriots, mientras que Michael Buchanan, Alfonzo Dennard y Vince Wilfork, de Nueva Inglaterra, recibieron cada uno una multa de 7.875 dólares por lanzar golpes. Mangold no fue multado, y Talib dijo a inicios de esta semana que él no consideraba que el golpe fue sucio.

Chandler Jones, defensive end de los Patriots, fue multado por 15.750 dólares por golpear en la cabeza y el área del cuello al quarterback de los Jets Geno Smith.

Jackie Battle, de Tenesí, fue multado por 21.000 dólares, convirtiéndose en el primer running back que es sancionado por recibir con el casco a un adversario: golpeó a Danieal Manning, de Houston — violando una nueva regla en vigor esta temporada — durante una jugada en la victoria en tiempo extra de los Texans por 30-24 el domingo pasado, pero no fue sancionado en el terreno de juego.

"No la esperaba (la multa)", dijo Battle, agregando que presentará una apelación. "Pensaba que fue una jugada perfectamente legal. He estado corriendo de esa manera toda mi carrera, así que no pensé que me castigarían por eso".