Las autoridades incautaron el viernes unas 61 propiedades valoradas en más 500 millones de dólares a la banda de narcotraficantes Los Cachiros, entre ellas un zoológico con 58 especies de animales, cabañas para el turismo, restaurantes y piscinas.

Estados Unidos considera a Los Cachiros una banda de narcotraficantes que opera en Honduras pero perteneciente al cartel mexicano de Sinaloa, liderado por Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El grupo presuntamente es dirigido por los hermanos hondureños Javier y Devis Rivera, que son buscados por las autoridades.

En la operación participaron centenares de policías, soldados y fiscales, y se extendió por dos días sobre el litoral atlántico.

"Todas las propiedades están situadas en la costa atlántica hondureña y sus dueños son los hermanos Rivera", dijo a The Associated Press el portavoz del Ministerio Público, Carlos Vallecillo.

Indicó que el Estado se apropió también de 64 cuentas bancarias a plazo fijo en dólares y moneda local, 24 vehículos, ocho sociedades mercantiles y cuatro centros comerciales.

Los bienes comprenden una larga lista de hoteles, casas de lujo, apartamentos, vehículos, predios utilizados como aeropuertos clandestinos y 64 cuentas bancarias en dólares y moneda local, aseguró el vocero de la fiscalía.

En el Zoológico y Eco-Parque Joya Grande, de 279 hectáreas, hay jirafas, leones africanos, camellos, avestruces, jaguares y caimanes. También tiene cabañas para el turismo, cuevas naturales, restaurantes, piscinas y zonas de juegos y de actividades deportivas extremas. Opera en Santa Cruz de Yojoa, a unos 120 kilómetros al norte de la capital.

Las propiedades son administradas ahora por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi), mientras los tribunales determinan si son traspasadas o no al Estado de manera definitiva.

"Los negocios no se cerrarán. Al contrario, seguirán abiertos al público", dijo Humberto Palacios, director de la Oabi.

Según la ley, los Rivera deben demostrar que adquirieron los bienes con dinero no proveniente del crimen organizado o la narcoactividad.

En la víspera, el Departamento del Tesoro estadounidense calificó a Los Cachiros de organización violenta que trafica drogas en Honduras, cuyos miembros reinvierten las ganancias en empresas y propiedades con el fin de ganar legitimidad pública y lavar su riqueza ilícita.

Según Washington, el territorio hondureño es usado como zona de paso de más de 100 toneladas anuales de cocaína entre Sudamérica y Estados Unidos.

La narcoactividad ha convertido al país en una zona de disputas, venganzas y matanzas entre bandas de narcos que exacerban aún más la violencia.

De acuerdo con las Naciones Unidas, Honduras es el país con la mayor tasa de homicidios en el mundo, con 85,5 muertes por cada 100.000 personas en el 2012.