Henrik Stenson consiguió pronto tres birdies para tomar el viernes el control del Tour Championship.

El sueco amplió rápidamente su ventaja de un golpe en el club de golf East Lake con tres birdies en los primeros cuatro hoyos, aumentándola a cuatro impactos sobre Adam Scott tras firmar tarjeta de 66 golpes, cuatro debajo del par de campo.

Scott se recuperó de un comienzo accidentado para terminar con un 69, mientras que el joven Jordan Spieth de 20 años sumó 67 golpes, colocándose a cinco del liderato.

Tiger Woods jugó sus últimos cinco hoyos en seis golpes sobre par para una jornada de 71 y 144 totales, a 14 de la cima de la tabla de posiciones.

Stenson y Scott están entre los mejores cinco preclasificados en la Copa FedEx que pudieran llevarse a casa el bono de 10 millones de dólares simplemente con ganar el Tour Championship. Además, Scott se acercaría a la posibilidad de ser nombrado Jugador del Año de la PGA si lo consigue.

Se pronostica lluvia para la mayor parte del sábado, por lo cual se adelantaron los tiempos de salida con la esperanza de poder concluir la ronda.

Woods se encaminaba hacia la mejor ronda del día, con cinco golpes bajo par después de 13 hoyos, cuando cometió un doble bogey en el 14 y un triple bogey en el 17. Fue la primera ocasión desde el Campeonato de la PGA de 2011 en que inicia un torneo con dos rondas sobre par.

"Puse todo lo que tenía en ese inicio y ya no tenía mucho que dar al final", afirmó. "Simplemente me quedé sin energía".