Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, mostró su apoyo al capitán Iker Casillas en los momentos de dificultad que atraviesa, suplente de Diego López y lesionado en su primer partido oficial en su club en ocho meses, y aseguró que "es el mejor portero de la historia de España".

"Todos nos sentimos muy orgullosos de Casillas, es el mejor portero de la historia de España. Todos en la vida pasamos por situaciones mejores y peores, pero hay que seguir trabajando", dijo el presidente del Real Madrid, en una entrevista concedida a La Sexta.

El mandatario madridista desmintió que sus encuentros previos a la Asamblea del domingo, haya dicho a socios compromisarios que a veces no ayuda como el capitán que es por la gente que le rodea.

"Casillas tiene mi reconocimiento y apego pero siempre hay algún malintencionado que cuenta lo que no ha pasado. A veces no nos ayudan los que están a nuestro alrededor. Pero a todos. Lo dije en favor de Casillas, no en contra", aclaró.

También quiso desmentir que haya insinuado a sus socios la posibilidad de convertir al club en sociedad anónima. "Mientras yo esté aquí el Real Madrid siempre será de sus socios. Llegué porque había ese peligro y ahora pasamos por una buena estabilidad económica. Sólo dije que si nos obligaran a ser sociedad anónima no pasaría nada, que cada socio tendría una acción".

Aclaró Florentino al barcelonista Gerard Piqué que el Real Madrid no ha pedido dinero "a nadie para fichar a (Gareth) Bale" y valoró la importancia que tiene para el club la renovación de Cristiano Ronaldo.

"Es un lujo tener a Cristiano aquí. Es uno de esos jugadores que aparece de siglo a siglo y tenemos la suerte de tenerle en nuestro equipo. Pero también es importante en nuestro proyecto tener a jugadores extranjeros como Bale, a los mejores jugadores españoles como Isco e Illarramendi y también a jugadores de la cantera", dijo.

El máximo mandatario madridista explicó las razones por las que se vio obligado a vender al alemán Mesut Özil al Arsenal. "Özil se marchó porque quiso. Manifestó su deseo de irse, nos dijeron que iba a llegar una oferta y así fue. Hablamos con el cuerpo técnico y lo vieron bien. Hay otros jugadores que no se han querido ir y aquí están. Si un jugador con contrato no se quiere ir, no se va. Di María es un buen ejemplo y estamos encantados de que esté aquí".

Y terminó pidiendo al socio madridista que no silbe a jugadores como el francés Karim Benzema, o los porteros Diego López e Iker Casillas por la división que se generó para apoyar a uno u otro en su lucha por la titularidad.

"Los socios nos sentimos muy orgullosos de todos los jugadores. Estamos muy unidos, yo prefiero que aplaudan a todos. El público del Madrid es muy exigente, porque es heredero de una historia grandiosa", concluyó.