Washington, 20 sep (EFEUSA).- Aaron Alexis, el presunto autor del tiroteo que el lunes acabó con la vida de doce personas antes de morir abatido, pudo llevar a cabo la masacre a causa de los problemas que estaba teniendo en el trabajo, según informó hoy el diario The Washington Post.

Los miembros del departamento donde Alexis trabajaba como contratista, en el Mando de Sistemas Navales de la Marina situado en Washington DC, tenían dudas acerca de su rendimiento y le habían avisado de ello.

Los investigadores citados por el diario analizan si estas críticas se habían acentuado en los últimos días.

Uno de los indicios que apuntan a que éste pudo ser el desencadenante de su reacción es que Alexis se dirigió directamente al cuarto piso del edificio 197, donde trabajaban sus compañeros, a quienes disparó a bocajarro en primer lugar.

Después de esos disparos, el asaltante deambuló por el edificio disparando al azar a quienes se cruzaron con él hasta que fue abatido, según la investigación.

Esta es la primera indicación sobre un posible motivo que explicaría qué llevó al joven exreservista, de 34 años, a ejecutar una de las peores matanzas de la historia reciente de la capital estadounidense.

El presunto autor sufría al parecer paranoia, había declarado que en ocasiones escuchaba voces, y estuvo bajo tratamiento. Además había tenido problemas con la justicia según sus antecedentes policiales.

Ninguno de esos factores impidió que adquiriera legalmente armas ni que conservara su pase de seguridad para entrar en las instalaciones militares. EFE