Expertos en finanzas de la Unión Europea han acordado en principio modificar la forma de calcular algunas cifras del déficit, lo cual aliviará las presiones a favor de las medidas de austeridad en algunas economías afectadas por la crisis, dijo un funcionario de la UE el jueves.

El cambio en los cálculos del déficit estructural tendría consecuencias favorables "muy significativas" para España debido a la estructura de su mercado laboral, y algo menos para Irlanda, Grecia y Portugal, dijo el funcionario.

España trata de reducir una tasa de desempleo récord del 26%. El cambio permitiría al gobierno una política fiscal un poco más flexible, lo cual fomentaría el crecimiento.

El funcionario, que habló bajo la condición de anonimato, dijo que el acuerdo preliminar sobre la "metodología superior" está sujeto a la aprobación de las autoridades financieras de los 28 estados miembro la semana entrante.

Si bien participaron funcionarios de gobierno en la decisión del grupo de expertos, no se puede dar por sentado que habrá acuerdo. Las autoridades de las naciones acreedoras más rígidas podrían considerar la medida un intento de reducir la presión sobre las naciones más endeudadas para que efectúen los recortes presupuestarios y reformas estructurales que aquéllas consideran necesarias.

La naturaleza del cambio — cambiar la metodología para medir la brecha entre el crecimiento potencial y estructural — es muy técnica, pero podría tener repercusiones significativas. El resultado se utiliza para calcular el déficit estructural — es decir, el déficit ajustado por la fuerza o debilidad cíclica de la economía — sobre el cual se basan las recomendaciones de la Comisión Europea.

El cambio aparentemente apunta a responder a las críticas de que las reglas de la UE han agravado la caída del bloque al obligar a los gobiernos a reducir sus déficit presupuestarios en medio de una recesión y niveles récord de desempleo.

___

Juergen Baetz está en Twitter como http://www.twitter.com/jbaetz