Sonia Sotomayor, magistrada de la Corte Suprema de Estados Unidos, expresó el jueves a los estudiantes de la Universidad de Delaware que deben dedicarse a la búsqueda del conocimiento y a explorar lo desconocido, y que deben compartir con otros lo que aprendan.

Sotomayor, la primera magistrada hispana en la Corte Suprema, estuvo en la universidad para hablar sus memorias, el éxito de librerías "My Beloved World", que se publicó hace unos meses. Su participación fue parte de una iniciativa de diversidad patrocinada por la alta casa de estudios.

En un discurso dirigido a los alumnos de primer año, Sotomayor dijo que la universidad ofrece la oportunidad de "ser una persona más interesante".

"Hay dos cosas que harán de ustedes personas con un destino en la vida", acotó. "Que sean personas interesantes al aprender tantas cosas nuevas como puedan todos los días... y que usen ese conocimiento para ayudar a otros".

"No importa a qué se dediquen", agregó". ...Hagan cosas que les interesen y los alienten, que satisfagan sus retos intelectuales.... Hasta los contadores logran grandes cosas".

Al hablar de su experiencia de cuando creció en una familia puertorriqueña en el Bronx, de cuando estudió en las universidades de Princeton y Yale, y de su servicio en la Corte Suprema, Sotomayor dijo a los alumnos que deben aprender a apreciar los nuevos conocimientos y relaciones sin perder de vista quiénes son, ni los amigos y familiares que comparten la responsabilidad de su éxito.

"Es un peligro muy grande que uno piense que es más importante de lo que realmente es", dijo Sotomayor, recordando el candelero bajo el cual quedó después que el presidente Barack Obama la nominó a la Corte Suprema en 2009.

"Yo no quería olvidarme de primero que todo no era una magistrada, y espero que a final de cuentas eso no sea lo que me defina", dijo Sotomayor, agregando que es más importante ser "Sonia".

Sotomayor habló de cuando tuvo que sobreponerse a la percepción de que como una mujer de herencia puertorriqueña no tenía lo que hacía falta para ser juez, mucho menos en la Corte Suprema.

"Todos tendemos a categorizar a los demás", expresó. "Los miramos y... nos hacemos ciertas ideas sobre quiénes son los demás, de lo que son capaces de hacer o no hacer".

"Afortunadamente, hasta ahora, creo que he tenido razón más veces de las que me he equivocado".

Sotomayor dijo a los alumnos que espera que su libro pueda ofrecerles ideas y herramientas para hacer frente a los nuevos retos y el estrés que a veces los acompaña.