Jairo Mejía

Washington, 19 sep (EFEUSA).- La Cámara de Representantes aprobó hoy un recorte de 39.000 millones de dólares durante los próximos diez años en el programa de cupones de alimentos que dejará a 3,5 millones de personas sin una ayuda cada vez más demandada.

El recorte, planteado por los republicanos, representa el 5% anual del presupuesto de un programa que provee de un mínimo de asistencia alimentaria a 47 millones de personas y que afecta especialmente a mujeres, niños y personas mayores.

En opinión del congresista demócrata de Massachusetts Jim McGovern, "los líderes republicanos han presentado en el pleno una de las legislaciones más crueles que jamás se han visto".

Por el contrario, el republicano Frank Lucas, aseguró que las ayudas "sirven el noble propósito de ayudarte cuando tocas fondo, pero no están para mantenerte en el fondo".

La propuesta de la Cámara Baja, que no tiene posibilidades de progresar en el Senado y de adquirir rango de ley, sirve como medio de presión para que la Cámara Alta acceda a las demandas republicanas encaminadas a negociar una renovación de una ley agropecuaria que recorte significativamente el presupuesto para cupones de alimentos.

Por primera vez en más de 40 años, los republicanos han separado el debate sobre cupones de comida del de las leyes agropecuarias, que incluyen subsidios al sector primario, con el fin de presionar a los demócratas.

La propuesta legislativa dejaría fuera de las ayudas a aquellos "físicamente capacitados" y sin niños, condición que según la Oficina Presupuestaria del Congreso reúnen 3,5 millones de personas adultas que ahora dependen de los cupones de alimentos.

Según los congresistas demócratas esto no evitará que cientos de miles de veteranos de guerra y personas que trabajan o buscan un empleo se vean afectadas por la falta de esas ayudas que sirven como complemento para suplir carencias económicas.

Según el departamento de análisis económico de Moody's, por cada dólar que el gobierno federal gasta en el programa de cupones de comida la economía recibe 1,70 dólares en retorno.

Desde la crisis financiera se han disparado los fondos y los beneficiarios del programa de cupones de comida o Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), que ha pasado de los 28,2 millones en 2008 a los 47 millones actuales, especialmente por el alto índice de parados o personas con empleos mal pagados.

Por su parte, los republicanos aseguran que los recortes a los programas de cupones de alimentos serán suplidos con medidas para promover la actividad económica y el empleo para los más afectados por la pobreza.

Entre los que se benefician de los cupones de comida hay más de 4 millones de hispanos, que reciben de media una ayuda de 133 de dólares al mes para acceder a alimentos, aunque la aportación final depende de los miembros de la unidad familiar.

El congresista republicano de Texas Pete Sessions aseguró que esta propuesta de ley intenta promover la actividad económica y "refuerza el compromiso con aquellos que no pueden ayudarse por si mismos, mientras trabaja para prevenir el desperdicio, el fraude y el abuso".

El congresista republicano por Kansas Tim Huelskamp resumió uno de los principales argumentos que utiliza la oposición para defender los recortes: "No se puede esperar que un adulto capacitado se la pase tirado en el sofá y no haga nada a la espera de que los contribuyentes paguen por su sustento".

No obstante, de los beneficiarios del programa de cupones de comida, más de un 30 % ya tiene un trabajo, que no le provee de los ingresos suficientes para comer decentemente, por lo que acuden a la ayuda de la tarjeta de ayuda alimentaria, algo que algunos aceptan recelosos.

La congresista demócrata por California Jackie Speier utilizó un recurso muy gráfico para criticar la postura republicana al mostrar en el pleno una botella de vodka y un bistec para criticar las dotaciones por dietas de algunos congresistas conservadores.

"Un miembro de esta Cámara recibió 127 dólares al día para comida en un viaje Argentina... otro recibió 3.588 dólares en seis días de visita a Rusia... un beneficiario de cupones de alimentos recibe en un año lo que ese congresista gastó en seis días", criticó Speier, sin nombrar a nadie.

Pese a que la propuesta de ley finalmente consiguió 217 votos, todos ellos republicanos, 15 miembros de ese partido decidieron unirse a los demócratas, aunque fueron insuficientes para derrotar la iniciativa republicana. EFE