La muerte de un hombre que se fue por encima de un barandal y cayó al vacío en el estadio Turner Field constituyó un acto de suicidio, dijeron el jueves las autoridades de Atlanta.

Investigadores de la oficina del médico legista del condado de Fulton indicaron el jueves que hablaron la semana pasada sobre la muerte de Ronald Lee Homer Jr. con su familia, antes de informar a los medios de comunicación acerca de sus hallazgos.

La policía dijo que Homer, de 30 años, falleció luego de caer de una altura de aproximadamente 26 metros (85 pies), desde un pasillo del cuarto nivel del estadio de béisbol. La caída ocurrió después de una demora por lluvia en el juego del 12 de agosto entre los Bravos de Atlanta y los Filis de Filadelfia.

De acuerdo con las autoridades, Homer cayó en el estacionamiento de los jugadores.

La policía dijo que no había una grabación de su caída en video de seguridad.

Los investigadores señalaron que no podían revelar detalles adicionales sobre la muerte de Homer, quien residía en el estado de Georgia.