El expúgil estadounidense Ken Norton, el rival que venció y le rompió la mandíbula al legendario Muhammad Ali, falleció a la edad de 70 años en un centro de cuidados especiales para personas mayores.

La información del fallecimiento de Norton fue dada a conocer por su hijo Ken Norton Jr., exjugador de fútbol americano de la Liga Nacional (NFL) con los Cowboys de Dallas y los 49ers de San Francisco, y actualmente entrenador de linebackers de los Seahawks de Seattle.

Norton, exmonarca del peso pesado, entró a la historia del boxeo después que en 1973 ganó por decisión dividida a Ali en el primer combate de los tres que disputaron como profesionales y además le rompió la mandíbula.

Después de la pelea, que se disputó en San Diego (California), Norton, un exmarine, fue a visitar a Ali al hospital donde le habían tratado la fractura de mandíbula y al verlo le dijo que no volvería a enfrentarse a él porque pegaba "muy duro".

Sin embargo, se volvieron a enfrentar dos veces más, la última en el desaparecido Yankee Stadium, de Nueva York, el 28 de septiembre de 1976, y en ambas peleas el triunfo, que llegaron a los 15 asaltos reglamentarios que estaban establecidos, fue para Ali, aunque por muy poca diferencia.

La segunda que se celebró seis meses después en San Diego, sin el título en juego, Ali ganó por decisión dividida, mientras que en la tercera y definitiva también lo hizo de forma muy ajustada y mantuvo el título de campeón del peso pesado.

Norton volvió al año siguiente para ganar una pelea eliminatoria al título y fue declarado campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) después que Leo Spinks decidió pelear contra Ali en lugar de defender el título.

Sin embargo, el 9 de junio de 1978 lo perdió en la gran pelea a 15 asaltos que protagonizó frente a Larry Holmes y que fue calificada por muchos expertos como una de las mejores de todos los tiempos dentro de la categoría de los pesos pesados.

Sin embargo, Norton ya no pudo recuperar más el título y se retiró en 1981 con marca de 42-7-1 y 33 triunfos por la vía del nocáut, para comenzar una carrera como actor, intervino en varias películas, y también fue comentarista de boxeo.